La eurodiputada ciudadrealeña del PSOE, Cristina Maestre ha reaccionado después de que la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, admitiera que los niveles de inflación a los que se enfrenta el continente ante el actual contexto internacional abren la puerta a tener que «cambiar de planes» en cuanto al reparto de Fondos de Cohesión, una postura que Maestre ha aplaudido, al tiempo que ha reclamado que la función de estas partidas presupuestarias comunitarias tienen como esencia reducir las diferencias entre las regiones europeas más y menos desarrolladas.

Maestre ha reparado en que en los últimos tiempos se debate mucho acerca de los Fondos de Cohesión «desde muchas aristas y ángulos», y antes de la pandemia la queja pasaba por la «rigidez de la burocracia europea» que acarreaba «problemas para las regiones» a la hora de repartir estos fondos.

En la situación previa al coronavirus, la reclamación era «mejorar los mecanismos de gestión y acceso a estos fondos», ya que «los gestores locales y regionales transmiten la dificultad a la hora de acceder a estos fondos y materializarlos».

«Antes nadie quería hablar de eso y después el COVID puso en evidencia que cuando hay una urgencia, se puede ser más flexibles, y con la guerra en Ucrania está pasando igual», ha señalado.

Seguros Soliss

Ahora, ante la escalada de precios a nivel europeo, «hay que responder a desafíos nuevos», y la política de cohesión de Europa ha de ser «flexible», ya que si no, su esencia «se difumina». «La política de cohesión tiene que ser independiente del momento y tiene que conseguir la igualdad de los estados miembro».

Por ello, y ante un entorno cambiante, la europarlamentaria propone «poner el foco en un cambio productivo más sostenible y seguir fortaleciendo los pilares de la Unión Europea» a la hora de «dar más herramientas a aquellos con más dificultades», como son regiones con zonas rurales o deprimidas, sobre todo en el este y sur de Europa.

GUANTE LANZADO, Y RECOGIDO

Tal y como asegura Maestre, ella misma fue la encargada de instar a la comisaria europea hace algunas semanas a recalcular los repartos y usos de este tipo de fondos, ya que como consecuencia de las subidas de precios y la falta de materiales e insumos se están observando «muchas dificultades» a la hora de materializar proyectos regionales.

Por ejemplo, estrategias para avanzar en la renovación energética de edificios o luminarias públicos, que poniendo como ejemplo Castilla-La Mancha, iban a recibir 80 millones de euros y muchos se van a quedar sin ejecutar debido a que «las empresas renuncian porque, a pesar de cumplir todos los requisitos, no pueden hacerse cargo de la gestión por la subida de precios o porque no hay componentes».

ACREDITA
Advertisement

«Eso se lo hemos dicho personalmente y ahora da la sensación de que este extremo se está incorporando a algún borrador», ha celebrado Cristina Maestre.

De este modo, interpreta que el mensaje de la comisaria se interpreta de modo que «ha vuelto a esbozar que se está estudiando cómo flexibilizar» esos fondos.

Picazo de Nova / TurboSeguros

PONENCIA DE ELISA FERREIRA

La comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, admitía este martes que los niveles de inflación a los que se enfrenta el continente ante el actual contexto internacional abren la puerta a tener que «cambiar de planes» en cuanto al reparto de Fondos de Cohesión, para lo cual ahora toca analizar la situación «para debatir bien» este asunto.

Durante su intervención en la reunión anual conjunta de la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la Unión Europea y la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo, Ferreira ha reparado en que ya el año 2021 fue «especial» tras las dificultades derivadas de la pandemia, que conllevaron una expansión en el gasto a nivel europeo.

AQUALIA

Ferreira ha recordado que un presupuesto superior a los 300.000 millones de euros para el nuevo periodo de financiación hasta 2027 en materia de cohesión conlleva «una gran responsabilidad» que requiere «pensar en cómo asignar» cada euro.

Así, aboga por pensar en «otras políticas» más allá de la cohesión, como planes de investigación o de trasfondo agrícola; al tiempo que ha pedido no olvidar «las lecciones aprendidas» en los últimos meses.

DO La Mancha

Las políticas de cohesión de la UE «han funcionado» cuando se hace balance y se observa las inversiones en materia sanitaria durante la pandemia, si bien «hay mucho trabajo por delante» en tanto que todavía se está cerrando el anterior periodo de financiación europeo.

Ahora la prioridad es «conseguir un equilibrio entre todos los objetivos» para conseguir apuntalar «una transición justa» que «hay que acelerar».

UN AÑO Y MEDIO PARA RECUPERAR «LA POSICIÓN ANTERIOR»

Las regiones europeas, ha dicho, ya son «adultas» tras 20 años de existencia del Comité de las Regiones, lo que dota de «cierta experiencia» a las entidades locales que termina por ser fundamental para afrontar los «tiempos adversos» a los que se enfrenta Europa, sobre todo tras los episodios registrados este lunes en la capital de Ucrania, bombardeada por Rusia.

El contexto actual pasa por muchas economías europeas afectadas, si bien Ferreira se ha mostrado confiada en que en el próximo año y medio «se recupere la posición anterior».

En todo caso, también se ha mostrado preocupada por la situación del mercado laboral actual ante la «interrupción de flujos de mercancías» que afecta a toda Europa.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí