El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha avanzado que desde este mismo jueves las comunidades autónomas pueden empezar a habilitar ayudas de hasta 15.000 euros por productor -agricultor o ganadero- o 100.000 euros para industrias agroalimentarias tras la decisión de poder dedicar hasta un 55 de las ayudas de desarrollo rural Feader no ejecutadas para llevar a cabo medidas concretas y suplementarias de apoyo al sector.

Así lo ha avanzado antes de participar en el Congreso nacional de Cooperativas Agro-alimentarias que se celebra en Toledo, donde ha aseverado que las comunidades autónomas ya pueden ejecutar estas ayudas, «una medida más de las 12 que se han implementado como respuesta a este momento».

«Creo que si trabajamos bien podemos salir adelante pero evidentemente la situación es complicada», ha aseverado Planas.

La Ley de Cadena Alimentaria o la nueva PAC son elementos que para Planas tienen que redundar en «alimentos de calidad y a unos precios razonables».

Ahora toca «hacer una reflexión global y contar con los problemas del momento», atacando el incremento de precios en fertilizantes, insumos o materias primas, para lo cual el Gobierno «ya ha tomado medidas» como las expuestas por Pedro Sánchez el pasado sábado.

Los 60 millones de euros extra para seguros agrarios para subvencionar casi el 40% de las primas del seguro, por ejemplo, es algo «fundamental» en la acción de su cartera ministerial.

Como segundo elemento que ha destacado Planas es la disposición de liquidez para todo el sector, tal y como ha abundado.

EL «ESPÍRITU COOPERATIVISTA»

De su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha deseado que el «espíritu cooperativista» se extienda a la política nacional y ha lanzado un mensaje optimista a los presentes subrayando el importante avance que ha registrado el sector agroalimentario español desde que empezó la democracia en España, y ha depositado parte del mismo en el trabajo cooperativo.

En este contexto, se ha mostrado convencido de que en diez años este país tendrá soberanía energética gracias al viento y al sol, lo que conllevará un cambio notable en la economía nacional.

«Debemos aprender a convivir con ciertas turbulencias», ha apuntado el jefe del Ejecutivo regional, reconociendo, al mismo tiempo, que precisamente en momentos de crisis es cuando el papel de las cooperativas es ejemplar ya que «distribuye bien cuando hay pérdidas y cuando hay ganancias».

El presidente regional ha animado al sector cooperativista español a «ver las cosas con razonable equilibrio» y ha considerado que la filosofía cooperativa debe estar más presente en «nuestro país teniendo en cuenta que Europa es una cooperativa de países».

LAS COOPERATIVAS, «MOTOR DE ESPAÑA»

Según ha dicho, las cooperativas son «motor de España y una parte fundamental del mundo rural, de la alimentación y de la economía española».

Este congreso «subraya su importancia dentro del país», con 3.699 cooperativas en todo el país inscritas que suponen «desde el punto de vista de la producción dos tercios del total» y un alto porcentaje de la facturación.

Son, además, «un 15% de las exportaciones», y más allá de estas cifras, el ministro ha defendido el más de 1,2 millones de socios cooperativistas que son «el alma de esta economía social».

Para Planas, el conjunto del sector agroalimentario «se enfrenta a grandes retos» como conseguir una rentabilidad que redunde en un «justo retorno» de rentas, además de intentar «fortalecer» la posición de los productores siendo más sostenibles desde el punto de vista ambiental, económico y social.

El titular de Agricultura ha mostrado la disposición de su Ministerio con las cooperativas, ya que «es muy importante el trabajo que llevan a cabo de cara al futuro».

VILLAFRANCA ALERTA: LOS PROBLEMAS SE AGRAVAN

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, Ángel Villafranca, ha aseverado que el sector tiene problemas que, si bien ya existían antes de la crisis derivada de la situación en Ucrania, ahora «se han agravado» en materias primas o logística.

En declaraciones a los medios antes del Congreso nacional de la entidad, ha querido dejar claro que el sector primario tiene costes logísticos más elevados que hacen perder rentabilidad, que no siempre se puede cubrir vía precios.

Son alimentos para consumidores «que también lo están pasando mal», por lo que la solución es encontrar alternativas «viables con políticas activas que garanticen» el futuro de las explotaciones agrarias.

Villafranca ha demandado «sostenibilidad de cara al futuro», una sostenibilidad que tiene que venir de lo social para «conservar el medioambiente y luchar contra el cambio climático».

Un compromiso que Cooperativas ha acometido con un total de 90 proyectos que ahora van a ponerse encima de la mesa para detectar «dónde están los problemas» y para ver qué se está haciendo bien en otras explotaciones.

«Para nosotros esto es el futuro, un futuro que tiene que ser sostenible», ha abundado.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí