El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado de acuerdo con la petición elevada este jueves por el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, quien reclamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un plan transitorio hasta que llegue el nuevo modelo de financiación autonómica con más de 1.700 millones para su región, Comunidad Valenciana, Murcia y la región castellanomanchega.

Durante una intervención este viernes ante los medios desde la capital conquense, donde ha asistido a la presentación de las Rutas del Plan Astra Área Metropolitana, García-Page ha aseverado que él siempre pondrá a la región «por delante de cualquier posición de partido», algo que «no se puede discutir».

En este punto, ha reparado en que «objetivamente» hay regiones «maltratadas» en términos de financiación, entre las que se encuentra Castilla-La Mancha, algo que el propio Gobierno «ha reconocido».

«Ya lo he hecho, pero me vuelvo a sumar a pedir un fondo de transición hasta un nuevo modelo de financiación que invierta la tendencia de las comunidades autónomas que estamos en clave expansiva y sin decir que no a prestar nuevos servicios», ha agregado. Se suma, si bien ha insistido en que hay que pedir «celeridad y esperanza».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí