La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, ha afirmado este viernes que la «norma general» de los centros sanitarios de Castilla-La Mancha es la de mantener todos los contratos COVID hasta el 31 de agosto con posibilidad de prórroga hasta finales de septiembre.

Así lo ha indicado a preguntas de los medios en una rueda de prensa después de que el sindicato UGT haya denunciado que el Sescam va a prescindir de los profesionales que hacían el seguimiento de los contagios de COVID.

«Puede haber habido algún incidente y que una persona no haya sido recontratada por no ser necesaria, pero la instrucción general es que los contratos COVID se mantengan a no ser que en algún caso particular haya que hacer alguna reestructuración en algún servicio», ha argumentado.

Es por ello por lo que Leal ha lamentado que «hacer de un incidente la norma» sea «una trampa» que «algunos» quieren poner sobre el papel y que «no es oportuna ni se corresponde con la realidad».

La directora gerente del Sescam ha indicado que ahora mismo hay en la Comunidad Autónoma unos 600 rastreadores trabajando y ha añadido que la «idea» de la Administración regional es incorporarlos al sistema para programas más específicos de prevención de salud y atención a enfermos crónicos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí