La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha mostrado la oposición del Ejecutivo de Emiliano García-Page a la propuesta de ERC vía enmienda para rebajar las penas por el delito de malversación cuando no se demuestre beneficio propio, al tiempo que se ha mostrado confiada en que el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados no apoye las intenciones del partido independentista.

A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Fernández ha dicho que, por un lado, le parece bien que se quiera endurecer la pena cuando se demuestre enriquecimiento ilícito, pero se ha preguntado si esta maniobra es para «tapar» el hecho de que se quiere rebajar la pena a los condenados por el ‘procés’.

Advertisement

«¿Es para tapar la auténtica intención de esta reforma, que es para beneficiar a condenados y pendientes de juicio por el ‘procés’?», se ha preguntado la portavoz del Gobierno castellanomanchego.

Con todo, ha recordado que la malversación en la que incurrieron los independentistas enjuiciados por el ‘procés’ se basó en «financiar con dinero público un referéndum ilegal con el que se pretendía legitimar un golpe constitucional», algo que «es corrupción, y de la grave».

Así, ha insistido en que «es corrupción dar un golpe constitucional en el que se pone en cuestión la soberanía nacional y la integridad territorial».

«Es gravísimo aunque no haya habido enriquecimiento ilícito», ha abundado la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego justo antes de decir que espera que el PSOE en el Congreso «no apoye esa rebaja».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí