La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha avanzado que en «diez días» presentará una red de centros de innovación y teletrabajo en entornos rurales en «riesgo de despoblación», que tendrá como «primeros beneficiarios» a Soria, Teruel y Cuenca, «las tres provincias más despobladas».

Así lo ha desvelado en la segunda sesión de ‘Generación de oportunidades’, el foro liderado por Europa Press en colaboración con la consultora McKinsey & Company, que se ha celebrado este lunes, 24 de enero, en el auditorio del Edificio Beatriz de Madrid, con la asistencia de presidentes y CEO’s de compañías como Iberdrola, Renfe, REE o GSK, en el que se han abordado los restos que ofrece el crecimiento sostenible.

La ministra ha advertido de que revertir la situación en el medio rural es» uno de los desafíos de la época» y ha hecho hincapié en la necesidad de una transformación «estructural» en España, con «grandes procesos de cambio» que ya están «activados» y están relacionados con la igualdad, así como con la cohesión social y territorial.

Asimismo, se ha referido al efecto de la crisis «enormemente dura y dañina» de la Covid-19 que, a su juicio, «justifica» la prioridad de transformación en España y la necesidad de «acelerar» la transición verde digital para «dar una salida más rápida» a la situación.

DO La Mancha

A su juicio, frente al efecto en el medio rural de las políticas que se llevaron a cabo en la crisis financiera, con la «reducción drásticas de servicios, falta de competitividad en ciudades de interior y el aumento de brechas de desigualdad», entre otras consecuencias, la crisis sanitaria ha provocado un cambio en la movilidad convirtiendo a las áreas rurales en lugares «más atractivos donde vivir».

En este sentido, ha precisado que mientras en 2020 las ciudades perdieron población, los pequeños municipios han crecido, con lo que la pandemia ha enseñado «lecciones» en términos de cohesión social y territorial que «hablan de oportunidades».

En concreto, ha detallado que la población en las ciudades se ha reducido en torno a 150.000 habitantes en 2020, con una «caída más intensa en las áreas urbanas de Barcelona y Madrid». Ambos municipios perdieron más de 25.000 habitantes en 2020″, ha especificado.

Por el contrario, la población ha aumentado en pequeños municipios, incluso aquellos con menos de 1.000 habitantes, en más de 9.000 habitantes, «con un crecimiento que se extiende a más de la mitad de estos pequeños municipios».

No obstante, ha precisado que si se centra en saldos residenciales, la llegada de población a las áreas rurales fue «mucho más intensa», con «un saldo positivo de casi 30.000 personas en 2020».

Pese a este cambio demográfico, Ribera ha aseverado que para revertir la situación en el medio rural, se necesita un cambio con la participación de gobiernos, instituciones y empresas «comprometidas» y medidas que no dependan del gobierno del momento.

«La España interior no va a cambiar su dinámica con eslóganes populistas, sino con un compromiso real sobre el terreno», ha defendido en este aspecto, para instar a un «acuerdo social», así como «hechos, realidades, servicios, viviendas, oportunidades o diversificación en el ámbito laboral y empresarial».

En este contexto, ha destacado que «por primera vez» se ha puesto en marcha una política transversal en la lucha contra la despoblación, en referencia al plan de 130 medidas para el reto demográfico que, según ha dicho, contiene iniciativas que han «suscitado» interés y demanda.

Vinícola de Tomelloso

2022, AÑO CLAVE

En este sentido, ha apuntado que medidas como esta deben ahora «consolidarse» en 2022. «2022 debe ser un año clave en la política de cohesión territorial y social», ha abogado, para apuntar al avance de actuaciones «novedosas» en torno al reto demográfico e incidir en la «llamada a los gobierno autonómicos» a «integrar en sus programas la atención específica en pequeños municipios».

Asimismo, ha pedido identificar proyectos singulares que permitan ensayar cosas distintas en el territorio, y construir una base con la que pensar en una prosperidad diferente y puesta en marcha de proyecto innovadores que permitan abordar la lucha contra la despoblación».

Picazo de Nova / TurboSeguros

En este contexto, ha avanzado que presentará en «apenas diez días» una red de centros de innovación y teletrabajo en entornos rurales en riesgo de despoblación, que se ha denominado «centros conect». «Queremos que los primeros beneficiarios de esta iniciativa sean Soria, Teruel y Cuenca», ha anunciado justificando que se trata de las provincias más despobladas de España.

En la misma línea, ha señalado al impulso de la bioeconomía, para la que se cuenta con una dotación de 120 millones de euros con el objetivo de partir de la economía forestal y actividades asociadas a la misma, «poniendo en valor aquellos aprovechamientos sostenibles del patrimonio natural y forestal». «Deben integrarse con naturalidad en nuestras cadenas de consumo apostando por lo próximo, lo local y lo de calidad –ha ahondado–. No solo desde el punto de vista ambiental sino también del beneficio social».

Bogas Bus

Por otro lado, ha apuntado a la acciones del Plan de vivienda que «por primera vez hace referencia a la realidad de los pueblos pequeños», y ha apuntado que en movilidad será necesario «identificar soluciones de alto impacto» sobre todo en entornos de baja densidad, lo que, ha reconocido, requiere un «esfuerzo adicional». Además, se trabajará en digitalización y conectividad.

«Queremos generar las condiciones para generar oportunidades», ha agregado, para concluir que la cohesión social en el territorio es el eje vertebrador de actuaciones» que se deben llevar a cabo, junto a una «agenda positiva, constructiva, que debe perdurar en el tiempo con el dialogo de los actores en el territorio». «El reto demográfico es un reto democrático (…)», ha zanjado, para sentenciar que espera que «no haya territorios o personas que tengan la impresión de no importar».

Concebido para contribuir a que las empresas y la sociedad aprovechen las nuevas oportunidades de crecimiento sostenible que les ofrece el escenario postpandémico, el proyecto ‘Generación de Oportunidades’ cuenta con la participación de Acerinox, Aedas Homes, Aena, Amazon Web Services, BBVA, Cepsa, Correos, Enagás, Endesa, Esade, Ferrovial, Grupo Red Eléctrica, GSK, Ikea, Inditex, Mapfre, Mercadona, Merlin Properties, Renfe, Santander y Telefónica.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí