El Ejecutivo de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Asuntos Europeos, ha reiterado su apoyo a los refugiados ucranianos. Así lo ha destacado la directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco, tras la visita junto a otros miembros del Comité de las Regiones de la Unión Europea, al campamento de refugiados ucranianos en la ciudad de Tulcea, en Rumanía.

Marco ha podido conocer ‘in situ’ el trabajo de las ONG y voluntarios atendiendo a los ciudadanos ucranianos que llegan hasta este campamento huyendo de la guerra que dura ya más de tres meses. “En el caso de Rumania, además -ha destacado- su posición fronteriza con Ucrania, los llevó a ser los primeros en hacer llegar ayuda, comida, tras el estallido de la guerra, y acoger a la gente que huía”.

Tulcea, por su posición fronteriza con Ucrania, ha sido uno de los lugares hacia los que se han dirigido los ucranianos que han abandonado su país por el temor a las consecuencias de la guerra. Las cifras hablan de unos 100.000 refugiados los que han llegado a esta población.

Durante la visita, organizada por el Comité de la Regiones con el objetivo de mostrar a los miembros la realidad del campamento y sensibilizar para que la sociedad no se olvide de la guerra, Marco ha descrito las peticiones más recurrentes. “Lo que las personas que se encuentran en el campo de refugiados nos transmiten es el agradecimiento por el apoyo que están recibiendo de todos los puntos de Europa, y nos piden que no normalicemos la guerra y no les olvidemos”, ha dicho.

La directora general ha llamado a valorar los esfuerzos que están haciendo los distintos territorios europeos, desde las administraciones hasta los ciudadanos, la sociedad civil y entidades humanitarias de toda Europa.

MÁS DE 1.500 REFUGIADOS EN CASTILLA-LA MANCHA

En este sentido, la directora general de Asuntos Europeos, ha explicado que la Comunidad Autónoma ha acogido hasta la fecha a más de 1.500 refugiados que han huido de la guerra en su país tras el inicio de la invasión de Rusia el pasado mes de abril.

Asimismo, se han recibido 2.600 solicitudes de protección temporal para personas desplazadas, de las que alrededor de 1.000 corresponden a menores de edad y “hemos atendido a más de 3.500 ucranianos entre los servicios sociales y las entidades humanitarias de nuestra región”.

Ahondando en las cifras, ha recordado el trabajo que ha llevado a cabo el Ejecutivo de Emiliano García-Page para poder atender las necesidades de los que han llegado al territorio regional desde Ucrania. Entre los desplazados hay niños a los que se han incorporado al sistema educativo. En este caso han un total de 853 menores ucranianos escolarizados en Castilla-La Mancha.

También se ha puesto la sanidad pública regional a su disposición y, hasta el momento, se han expedido 2.744 Tarjetas Sanitarias.

Finalmente, ha destacado que con esta guerra se amenaza también el modo de vida, mediante los productos alimenticios, la energía, y la repercusión que ello tiene en nuestras economías y la Unión Europea como organización, como actor internacional, está siendo ese paraguas de protección y seguridad que le exigimos y necesitamos que sea, mediante las conocidas y crecientes sanciones a Rusia, pero también destinando ayuda mediante fondos europeos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí