El Gobierno de Castilla-La Mancha ya tiene a disposición de los refugiados ucranianos 258 «camas de urgencia y emergencia» en el sistema público de salud de la región, de las cuales 199 son para pacientes en edad adulta, 38 UCIs, 40 camas quirúrgicas, 95 camas generales y 26 camas oncológicas. El resto, 59 en total, son camas para pacientes de Pediatría. Concretamente, 4 UCIs, 4 camas qurúrgicas, 35 camas generales, 6 camas oncológicas y 10 de neonatos.

Así lo ha avanzado la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, durante la rueda de prensa para informar de los asuntos aprobados esta semana por el Consejo de Gobierno.

Fernández ha aclarado que estas camas son «sistemas de urgencia» porque la población que llegue de Ucrania tiene la condición de refugiada y, por tanto, «tiene acceso al sistema público de salud en las mismas condiciones que el resto de la ciudadanía por vía ordinaria». «Estas son camas de urgencia y de emergencia para las personas que lleguen en condiciones que no se puedan demorar».

Asimismo, ha explicado que estos son los dispositivos que hay montados en este momento, pero el Gobierno regional podría flexibilizarlos en la medida en que las condiciones lo requieran. «Podríamos ser nosotros quienes nos encontráramos en esta situación», ha advertido Fernández, quien ha afirmado que los recursos están para ayudar a personas que se encuentran en una situación «tan terrible y tan injusta» como es tener que huir de tu país por una guerra.

Dicho esto, ha informado de que la condición de asilado o refugiado garantiza la asistencia sanitaria y el derecho a la asistencia social y el derecho a la escolarización, por lo que, ha apuntado, toda aquella población infantil en edad escolar obligatoria tiene garantizada su escolarización inmediatamente y quienes no están en edad obligatoria de escolarización, «en la medida que sea posible la homologación con sus estudios y, en cualquier caso, en el próximo curso en igualdad de condiciones que el resto de la población».

Además, ha avanzado que el Gobierno de Castilla-La Mancha también va a poner a disposición de los refugiados ucranianos otros recursos como alojamientos y en este momento está recabando la información de cuántas plazas podría tener disponible para acogimiento de urgencia. Entre las instalaciones que se estarían bajando, ha citado la portavoz gubernamental, se encontraría el albergue de San Servando en Toledo o plazas de residencias universitarias que haya libres.

De otro lado, la portavoz del Gobierno autonómico ha informado de que este martes la Consejería de Bienestar Social mantuvo una reunión con la Secretaria de Estado de Migraciones para coordinar la respuesta a nivel nacional con todas las comunidades autónomas.

En esa reunión, se informó de que han salido de Ucrania 610.000 personas y se estima que podrían salir hasta cuatro millones, cuyo objetivo final es llegar a Rumanía y Polonia, pero puede ser que su destino sea otro país, entre ellos España.

En este momento, según Fernández, se estima que hay 161.000 personas en toda España provenientes de Ucrania y 3.900 en Castilla-La Mancha.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí