Castilla-La Mancha se encamina a consolidar su red de municipios que sirva de escudo contra la violencia de género, después de que el Gobierno regional y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) hayan renovado su convenio para formar a cargos electos y personal de las entidades locales en prevención y concienciación contra la violencia de género.

Así lo han puesto de manifiesto el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina; la consejera de Igualdad, Blanca Fernández; y la presidenta de la FEMP en la región, Tita García Élez, que este lunes se han comprometido a destinar 200.000 euros –procedentes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género– para fortalecer la estructura administrativa a la hora de saber atender a las víctimas de la violencia.

Según ha explicado Ruiz Molina, durante este 2022, y en virtud del convenio del año pasado, se está elaborando un borrador de una red de entidades locales de prevención de la violencia de género en Castilla-La Mancha, orientada a ofrecer respuestas que permitan construir un marco único de intervención, a la que podrán ir adhiriéndose aquellas entidades locales que hayan recibido formación.

Dicho protocolo, cuando esté supervisado y aprobado por el Instituto de la Mujer, se pondrá al servicio de los 919 consistorios de la región.

Por su parte, la consejera de Igualdad ha dicho «tener muchas esperanzas puestas» en dicha red de municipios, en virtud de la cual los ayuntamientos de la región se apoyarán entre ellos para hacer un trabajo colectivo y aprender mucho más.

De su lado, la presidenta de la FEMP y alcaldesa de Talavera de la Reina se ha mostrado «muy orgullosa» de que entre el 80 y 90 por ciento de los consistorios de la región hayan demandado esta formación para sus cargos electos y funcionarios «dejando a un lado el color político para ayudar a mujeres que llaman a nuestra puerta para pedir ayuda». «Este convenio llega a quien más lo necesita y llama pidiendo auxilio», ha destacado.

Picazo de Nova / TurboSeguros

CERCA DE UN CENTENAR DE CURSOS

En cuanto al grueso del acuerdo que este lunes han revalidado, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que desde 2019 ha permitido impartir cerca de un centenar de cursos, en los que han participado 2.135 personas, contando para ello con la infraestructura y la experiencia de la FEMP Castilla-La Mancha.

Tras destacar que desde 2019 y al término de 2023 la aportación económica para este proyecto formativo alcanzará los 800.000 euros, ha explicado que a lo largo de este año se ha venido trabajando en la elaboración de un código ético sobre igualdad y contra la violencia de género, dirigido, principalmente, a los cargos electos y a las empleadas y empleados públicos de entidades locales, Policía Local y asociaciones que trabajen de forma directa con mujeres víctimas de violencia de género y ha hecho hincapié en que «ya contamos con un borrador que está a falta de supervisión y aprobación por el Instituto de la Mujer».

Ruiz Molina, que ha repasado las actuaciones de su departamento en prevención de la violencia de género, ha hecho hincapié en la labor que desarrolla el Servicio de Urgencias y Emergencias de Castilla-La Mancha, que en estos siete años ha atendido más de 23.000 llamadas relacionadas con la violencia de género, al tiempo que ha puesto en valor la colaboración del 112 con el Instituto de la Mujer para prestar a las víctimas «una atención integral».

SINERGIAS ENTRE ADMINISTRACIONES

Por su parte, la consejera de Igualdad y portavoz ha afirmado que esta legislatura ha supuesto «un antes y un después en la consolidación de la transversalidad de las políticas en materia de igualdad y de prevención de la violencia de género» en la Administración autonómica y también en el establecimiento de sinergias y de colaboración con las entidades locales de Castilla-La Mancha, algo a lo que ha contribuido de manera importante el convenio prorrogado este lunes.

De ahí que haya remarcado «la sensibilidad y responsabilidad» de la inmensa mayoría de los municipios de la región, al margen de quien gobierne, en materia de violencia de género.

«La violencia de género es una realidad, no se puede tapar el sol con un dedo y en este caso, además, no es conveniente porque nos podemos quemar el dedo. Por tanto, mucho cuidado, mucha responsabilidad y mucho compromiso», ha dicho la consejera.

VIOLENCIA DE GÉNERO, OBJETIVO DE «TODOS»

Por su parte, la presidenta de la FEMP en la región ha reparado en la importancia de lo renovado este lunes, toda vez que la administración local es la puerta «más cercana», «a la primera que llaman los ciudadanos cada vez que tienen un problema». «Es importante saber cómo atender y proteger a las víctimas», ha dicho.

Con todo, ha insistido en la necesidad de que la lucha contra la violencia de género «sea un objetivo de todos» y que en esa «hoja de ruta» estén «todos los que se dedican a la política».

Vinícola de Tomelloso

«Invito a los que niegan la violencia de género a que se formen y hagan estos cursos. Para luchar contra algo es imprescindible que se conozca. Lo contrario es un error», ha concluido la también alcaldesa de Talavera, que ha reiterado que dicha formación se ofrece a todo aquel que lo solicita.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí