El director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha asumido que durante la Semana Santa pasará «posiblemente algo similar» a lo que ocurrió en Carnaval, cuando aumentaron ligeramente los casos de COVID-19, por lo que ha vuelto a recomendar que, dentro de la posibilidad de normalización, las personas mantengan la responsabilidad que han tenido hasta ahora.

«No solo en Semana Santa, pasó en navidades, pasa cada vez que hay algunos eventos que o bien aumentan la movilidad o aumentan la posibilidad de agrupación de personas», ha admitido Camacho, a preguntas de los medios durante una rueda de prensa donde ha informado de la nueva estrategia de control y seguimiento de casos COVID.

Día Mundial de las Mujeres Rurales

En cualquier caso, ha destacado que el aumento de casos que se produjo en Carnaval fue «mínimo» y aunque cada caso se tiene que tener en consideración no tuvo que ver con los aumentos previos, ha señalado, asumiendo que hay que seguir vigilando y concienciando a la población «y que pueda recuperar la mayor normalidad posible».

En este contexto, y preguntado por la retirada de la mascarilla, ha admitido que en Europa está siendo «muy heterogénea» y aunque hay países donde los casos aumentan las han retirado coincidiendo con ese ascenso.

Camacho ha explicado que en España los grupos técnicos de trabajo que se encargan de este asunto «llevan ya tiempo trabajándolo y cada vez está más cerca tener un documento sobre el que podamos trabajar».

«Esa decisión la tomaremos cuando los técnicos nos digan que es adecuado y apropiado tomarla», ha declarado Camacho, que ha augurado que cuando se adopte esa decisión «no va a ser a gusto de todos». «Habrá quien diga que era tarde y quien diga que es una locura», ha finalizado, recordando que retirar la obligatoriedad no es prohibir el uso.

CAMBIO EN LOS INDICADORES

De otro lado, Camacho se ha referido a la nueva Estrategia de Control y Seguimiento de casos COVID que entra en vigor el próximo lunes, tras haber sido aprobada esta semana en la Comisión de Salud Pública, destacando que «acarrea un cambio en los indicadores para la toma de decisiones».

Así, a partir de ahora, «los indicadores de las Incidencias Acumuladas a 14 días y a 7 días ya no serán lo importante, ya que a partir de ahora los datos de pacientes hospitalizados en cama y en UCI pasan a ser lo primordial».

De esta forma, se manejarán nuevas variables, como tasa de nuevos ingresos hospitalarios, tasa de ocupación de camas por cada 100.000 habitantes y tasa de ocupación de camas UCI por COVID.

El director general de Salud Pública ha afirmado que «actualmente, Castilla-La Mancha está en dos de estos indicadores en nivel bajo y en situación controlada en el resto».

Este cambio en la Estrategia de Control y Seguimiento de casos se ha podido realizar ahora porque el perfil de la sexta ola ha sido distinto a todas las anteriores, con unas tasas de incidencia muy altas, pero con unos datos de hospitalización y fallecimientos bajos.

Asimismo, «tener un porcentaje del 90 por ciento de la población vacunada, nos ha permitido llegar aquí», ha valorado Juan Camacho.

Respecto al diagnóstico, el cambio en la estrategia supone un nuevo enfoque en las personas más vulnerables –mayores de 60 años, inmunodeprimidas y embarazadas–, en las personas relacionadas con los ámbitos sanitarios y sociosanitarios, en los ingresos graves y en las personas provenientes de lugares con claro interés epidemiológico.

SIN AISLAMIENTOS CON SÍNTOMAS LEVES

Así, a partir del lunes, no será obligatorio llevar a cabo los aislamientos de la población con síntomas leves o asintomáticos. Por el contrario, «se mantendrán los aislamientos de cinco días en personas que estén ingresadas en hospitales o en Centros de Mayores», ha puntualizado el director general.

Picazo de Nova / TurboSeguros

De igual forma, «los trabajadores de estos ámbitos vulnerables, que tengan síntomas leves o estén asintomáticos, no podrán acudir al trabajo durante esos días, hasta que no se hagan un test de antígenos cuyo resultado sea negativo». Asimismo, deja de ser obligatorio la realización de cribados generales en los ingresos hospitalarios.

A preguntas de los medios sobre el aumento de los datos por municipios de esta semana, Camacho ha señalado que si bien es cierto que ha aumentado la incidencia no ha habido un aumento proporcionar en número de ingresos, por lo que hay que estar vigilantes, añadiendo que «da la impresión de que esta semana se está produciendo cierta estabilización en los números respecto a la anterior».

GRUPO DE TRABAJO DE VACUNACIÓN

Camacho ha dado cuenta, por otra parte, de que esta misma semana se ha puesto en marcha en la Consejería un grupo de trabajo técnico con el que afrontar los nuevos retos en vacunación, no solo para el COVID, sino también para el herpes Zóster, el papiloma, el rotavirus o las modificaciones del calendario.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí