El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real, aún no alcanza las 100 hectáreas inundadas cuando hace algo más de un mes desde que el 17 de agosto comenzó a recibir agua del trasvase Tajo-Segura a través del sistema de abastecimiento de la Llanura Manchega.

Así lo ha dado a conocer el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, a preguntas de los medios en Ciudad Real sobre el estado actual de inundación que presenta el parque nacional.

Martínez Arroyo ha señalado que actualmente se mantiene un aporte de agua de 800 litros por segundo, por lo que, con esta cantidad, podría llegar agua al parque nacional hasta el 15 de noviembre.

En cualquier caso, ha dicho que también se está a la espera de que puedan llegar «las ansiadas precipitaciones del otoño» al país, de tal manera que estas también contribuyan a aumentar la superficie encharcada.

Santiago Apóstol

«En este momento el parque tiene todavía muy pocas hectáreas encharcadas, no alcanzan las 100 hectáreas, pero esperamos que esta superficie aumente considerablemente», ha indicado.

En cualquier caso, ha recordado que si no se produjeran lluvias significativas la estimación sobre la superficie inundada con los seis hectómetros cúbicos que se van a trasvasar, es que se podrían alcanzar las 300 hectáreas inundadas.

Para el consejero el trasvase de agua «refuerza el compromiso medioambiental con el parque nacional» que tanto el Gobierno regional como el Gobierno de España tiene con Las Tablas de Daimiel.

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel vive desde hace décadas una delicada situación ambiental debido a que apenas mantiene inundadas unas pocas hectáreas de terreno de las 1.850 que son susceptibles de encharcarse.

Inma Delgado Fotografía New Born

La sequía y la sobreexplotación de los recursos hídricos en el área de la conocida como La Mancha húmeda han reducido los niveles hídricos del Acuífero 23 y en consecuencia los aportes que de manera natural aportaba este acuífero, junto con los ríos Cigüela y Guadiana para mantener inundado de forma natural el parque nacional.

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel es uno de los ecosistemas más singulares de Europa y está considerado uno de los humedales más importantes de la mitad sur de España, como lugar de paso obligado de las aves en su migración, lo que le llevó a tener la consideración de Reserva de la Biosfera por la Unesco.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí