Parece que algo se está moviendo en la buena dirección en la construcción de una nueva realidad en la España rural. Así se ha puesto de manifiesto en la II edición de ‘Empuéblate’ un evento de Eurocaja Rural y Next Education que, a través de ponencias, entrevistas y coloquios, ha mostrado soluciones contra la despoblación.

Y aunque es cierto que existe un flujo de salida con un goteo migratorio que no cesa; también se aprecia un flujo de entrada, de regreso a los pequeños núcleos rurales, más débil pero esperanzador, de personas que quieren asentar allí su vida pero con mejores condiciones de vida, con más servicios y con perspectivas de trabajo.

Santiago Apóstol

El efecto de la pandemia, que nos ha hecho mirar de nuevo al mundo rural como una opción segura ante los riesgos de las ciudades masificadas, y las medidas puestas ya en marcha para combatir la despoblación, como el acceso a los fondos europeos Next Generation EU, están sirviendo para comenzar a contrarrestar el éxodo a las ciudades. De hecho, en el último trienio, a diferencia de lo que pasaba en los anteriores, 200.000 personas han salido de las grandes ciudades para iniciar una nueva vida en el medio rural.

Además, en los últimos años, el reto demográfico se ha colado en las agendas de los gobiernos a todos los niveles – europeo, nacional, regional o local- con el único objetivo de lograr soluciones y conseguir oportunidades para el mundo rural.

Iniciativas emprendedoras para cambiar la España despoblada

En la lucha contra la despoblación destaca el papel de las personas que vuelven a los pueblos para desarrollar sus proyectos de vida. En el evento celebrado en Toledo hemos conocido a tres emprendedores de diferentes lugares de nuestra región, con iniciativas variadas y muy atractivas.

Soluciones contra la despoblación: algo se mueve en la buena dirección

Irene Gómez Perdigón, estudió y vivió fuera de España pero nunca cerró la puerta a volver a su pueblo, en Guadalajara. Con su hermana, puso en marcha “Gustos de antes” una empresa de pan artesano, bollería casera y churros, como los que hacían sus padres. Han abierto dos tiendas, una en Sigüenza y otra en Jadraque, y pronto se instalarán en el Mercado de Abastos de Guadalajara. Su empresa cuenta ya con 20 trabajadores. Para Irene, “la ayuda entre todos los artesanos y productores de una comarca hace que sea más fácil vivir en los pueblos”. Ella puso de manifiesto su solidaridad durante los peores momentos de la pandemia, cuando no dudo coger su furgoneta y recorrer cientos de kilómetros para llevar el pan a pueblos alejados, donde las personas mayores no podían salir de sus casas.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Soluciones contra la despoblación: algo se mueve en la buena dirección

Enrique Collada es el presidente de la plataforma Rumbo Rural, una asociación que reúne a 140 jóvenes de diez municipios del Alto Tajo (Guadalajara). Vive en el pueblo de su abuelo y de su padre, El Recuenco. Este Ingeniero de Telecomunicaciones e Informática es consultor independiente, especializado en desarrollo rural, innovación social y asesoramiento al sector público. Apoya a las administraciones de la zona para que puedan poner en marcha proyectos locales innovadores. Cree que hoy en día los pueblos ofrecen muchas oportunidades a la gente joven. “En el mundo rural faltan recursos humanos con formación –explica Enrique-, lo estamos viendo para que los fondos de recuperación lleguen a todo el territorio”.

Enrique también es el director del Proyecto Arraigo en Castilla-La Mancha, una iniciativa que quiere contribuir a dar vida a los pueblos a través de una repoblación sostenible, acompañando a familias y personas con ilusión por realizar un cambio de vida al mundo rural.

Soluciones contra la despoblación: algo se mueve en la buena dirección

Zara Pedreño es propietaria de “Mundova”, una pequeña empresa con grandes sueños, como ella la define. En 2018 se instaló con su pareja en Riópar (Albacete) para dedicarse a la cría y reproducción de trucha arcoíris durante todo el año. Vende trucha fresca en Riópar y alrededores y trucha viva y huevos de trucha a otras zonas de España e incluso al extranjero. “Mi objetivo es seguir viviendo en Riópar, ver crecer a mis hijos en un entorno rural, seguir mejorando la producción, y por supuesto aumentar la plantilla” comenta Zara.

Todas las experiencias públicas y privadas que se han presentado en ‘Empuéblate’ ponen de manifiesto que el interés por frenar la pérdida de población no es una moda pasajera, y que son muchos los ayuntamientos de nuestra región que están poniendo en marcha interesantes y novedosas iniciativas para dar oportunidades y posibilidades a aquellas personas que quieran vivir en los pueblos.

Desde la Universidad de Castilla-La Mancha, el programa UCLM ofrece prácticas en el medio rural a estudiantes. Durante este curso unos 80 o 90 estudiantes harán prácticas en municipios rurales de Castilla-La Mancha. En ‘Empuéblate’, su rector, Julián Garde, ha insistido en que van a poner énfasis en el crecimiento de este programa, asegurando que debe crecer hasta 300 estudiantes para tener un verdadero impacto en los pueblos. También ha destacado que “cuando un estudiante de grado o de master está durante tres meses desarrollando una labor en un pueblo, contribuye a la profesionalización de ese municipio y eso genera riqueza”.

El presentador y moderador de ‘Empuéblate’, el periodista Manuel Campo Vidal, ha despedido el evento refiriéndose a que, aunque la desigualdad territorial sea la más difícil de combatir, el medio rural está ganando el relato, gracias a los avances tecnológicos y a que la ciudadanía aprecia cada vez más valores típicamente rurales como la solidaridad entre vecinos y el respeto por el medio ambiente.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí