La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Puertollano (Ciudad Real) ha autorizado dos proyectos empresariales de economía circular de generación de calor para viviendas, desarrollados por Iberdrola y Eco Energías, que supondrán una inversión de 3,5 millones de euros.

Según ha informado el Consistorio en nota de prensa, Iberdrola Clientes SA desarrollará la implantación de una red de distribución de calor para el suministro de calefacción y agua caliente a lo largo del casco urbano de Puertollano, desde la planta de producción de hidrógeno verde de Fertiberia, para dar servicio a las diversas zonas de la ciudad.

Se trata de un proyecto «360», asegura el Consistorio, ya que el calor del proceso industrial se transforma en calefacción y agua caliente para la ciudadanía. «De esta manera Puertollano se erige en ejemplo de municipio circular de energías limpias, procesos de transformación, reducción de emisiones y reducción de costes energéticos para los vecinos», subraya la nota.

La generación de hidrógeno se produce a partir del proceso de electrólisis del agua mediante un electrolizador que necesita ser refrigerado para su correcto funcionamiento. El calor generado por el electrolizador se aprovecha íntegramente para el calentamiento de una corriente de agua hasta 40 y 50 grados. De esta manera se puede disponer de 7.900 kilovatios de potencia térmica, pudiendo el agua llegar a una temperatura máxima de 56 grados.

ECO ENERGÍAS

Además, se ha autorizado a Eco Energías un proyecto de red de energía térmica, presupuestado en 270.593 euros, para el suministro desde una planta de biomasa en el polígono Sepes.

La empresa pretende crear una infraestructura de red de calor con energías renovables y gestionar esta combinación para atender a cerca de 3.000 viviendas. «La iniciativa supondría la reducción de emisiones de CO2, la generación de empleo y la sustitución de energías fósiles», subraya el Ayuntamiento.

Este modelo de redes de calor diferencial integra diversas fuentes renovables, desde solar a bionenergía y excedentes de mercado para uso térmico, mediante discriminación con sistemas de inteligencia artificial minimizando y optimizando en cada momento los costes de generación.

«Las redes de calor renovables constituyen un proyecto prioritario y transversal, tal y como se recoge en la estrategia de desarrollo de la Unión Europea», concluye la nota.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí