El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha manifestado que la propuesta hecha por el presidente de la Comunidad Autónoma, Emiliano García-Page, de alcanzar una «convergencia fiscal» entre las distintas comunidades autónomas demuestra «falta de humanidad» por su parte ya que, ha alegado, «pide más impuestos para los españoles», urgiéndole a que efectúe una bajada tributaria para «compensar los altos impuestos que existen hoy en nuestro país».

«Demuestra ser muy poco sensible con los problemas de los castellanomanchegos cuando pide más impuestos para todos los españoles y más impuestos para los castellanomanchegos», ha afirmado Núñez en un vídeo subido a su cuenta de Twitter este miércoles.

El presidente de los ‘populares’ castellanomanchegos ha afirmado que esta propuesta es «intolerable» y ha insistido en que García-Page «tiene que escuchar» la propuesta que le lleva haciendo el PP «desde hace semanas» para bajar los impuestos y compensar la inflación.

«Hoy Page ha vuelto a pedir una subida generalizada de impuestos. Quizá no sea consciente de que el gasoil está por encima de los dos euros, que pagamos el precio más alto de la historia por la luz o que la cesta de la compra, con una inflación del 10 por ciento, se ha encarecido hasta un punto en que hay familias que tienen dificultades para llenar la nevera», ha señalado.

«ABERRACIÓN FISCAL»

El vicesecretario de Comunicación del PP de Castilla-La Mancha, Santiago Serrano, ha recordado este miércoles al presidente regional, Emiliano García-Page que «aberración fiscal» es negarse a bajar los impuestos en la región con la mayor tasa de inflación de toda España y ante la «desorbitada» subida de precios del gasoil, el gas, la luz o la cesta de la compra. «A pesar de ello, solo se le ha ocurrido imponer un nuevo tributo al agua», ha lamentado.

Así se ha pronunciado Serrano, en rueda de prensa, donde ha denunciado que este sea el modelo fiscal de García-Page, siendo Castilla-La Mancha la octava comunidad en presión fiscal y una de las regiones donde más se paga en el impuesto de Trasmisiones Patrimoniales, en donaciones y sucesiones o por la firma de un documento jurídico, ha informado el PP en nota de prensa.

Lo que se traduce en una «armonización fiscal» de la que ha sido «alumno aventajado» y que tanto le gusta a Rufián y que tiene como excusa no querer bajar los impuestos y criticar, al mismo tiempo, la acción de gobiernos solventes que sí los están bajando y que con menos tributos han conseguido tener una mayor competitividad en sus regiones, ha manifestado.

Además, ha insistido en que Castilla-La Mancha es una de las regiones que peores datos tiene de competitividad fiscal, situándose Madrid en un primer lugar por tener una política fiscal atractiva y favorable a la inversión que está creando riqueza y empleo mientras Page solo persigue «abrasar» a empresas y familias con impuestos.

Por ello, Serrano ha asegurado que «no tiene sentido» que, si el PSOE y Page están «tan orgullosos» de su modelo fiscal, se nieguen a debatir en sede parlamentaria sobre esta cuestión. «Si el PSOE defiende a capa y espada su modelo fiscal, por qué no es capaz de explicarlo en las Cortes Regionales», se ha preguntado.

«Tiene miedo a contraponer su modelo fiscal con el modelo del PP de Paco Núñez, un modelo económico que ya aplican comunidades gobernadas por el PP y ha quedado claro que aplicando menos impuestos hay mayor prosperidad».

«NO ES POPULISMO FISCAL, ES JUSTICIA SOCIAL»

Además, ha señalado que tres de cada cuatro españoles piden una bajada generalizada de impuestos y que «eso no es populismo fiscal», es «justicia social». Por eso, ha criticado que Page haya dicho que aquellas regiones que bajan impuestos hacen «populismo fiscal», pero, la realidad es que cuando un ciudadano de a pie o un trabajador autónomo o un padre de familia, un pensionista, o un ganadero o un agricultor no llegan a final de mes porque trabajan a perdidas, es de justicia social que se les ayude.

Asimismo, ha señalado que se está produciendo un aumento de la recaudación y que no tiene sentido que el Gobierno esté aumentándola mientras aumenta la pobreza en todos los hogares de nuestra tierra.

Por eso, ha calificado a García-Page como «un alumno aventajado» de Sánchez porque «siguen la misma política», la de negarse a bajar impuestos y además se plante una «convergencia fiscal» para socavar la acción de gobiernos que aumentan la competitividad en los territorios donde se bajan impuestos.

Lo que demuestra una «desconexión» absoluta por parte del PSOE con una realidad de la que parece no ser conocedor, ya que, según el último informe de Cáritas, hay un claro riesgo de exclusión social de muchos castellanomanchegos que están teniendo serios problemas para llegar a fin de mes y poder pagar la luz, llenar el depósito de sus vehículos o hacer la cesta de la compra.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí