La coordinadora regional de Ciudadanos, Carmen Picazo, se ha unido al líder del PP, Paco Núñez, para reclamar al Gobierno regional la supresión de determinados impuestos, en este caso el de Sucesiones y Patrimonio y la delectación del IRPF para suavizar el impacto de la inflación.

Según ha informado en nota de prensa el partido, Picazo ha reivindicado una Castilla-La Mancha «fiscal y empresarialmente competitiva» y ha sido muy clara respecto al «asfixiante régimen de impuestos del gobierno de García-Page».

Santiago Apóstol

«No podemos seguir siendo rehenes del PSOE. La Junta recauda muy bien, pero gestiona muy mal. Y si Page no sabe administrar, al menos que deje de meter la mano en los bolsillos de la clase media y los autónomos», ha exigido la dirigente de la formación naranja.

Picazo ha remarcado que las familias y las empresas de Castilla-La Mancha pagan muchos impuestos y sin embargo la gestión de los servicios públicos financiados con esos impuestos «deja mucho que desear».

En este sentido, ha pedido al Ejecutivo castellanomanchego que «deje de usar la educación o la sanidad como pretexto para ahogarnos fiscalmente».

«Es el momento de decir la verdad: este machaque de impuestos no sirve para que tengamos una educación y una sanidad mejores, sirve para financiar chiringuitos políticos del PSOE y para hacer propaganda de Page», ha criticado Picazo, que ha recordado que Castilla-La Mancha es la tercera región con mayor tasa de fracaso escolar y la que tiene el mayor porcentaje de pacientes en espera de una operación quirúrgica no urgente.

Dicho esto, ha añadido que la región tiene «dos caminos y debe elegir uno: O el camino de Page y sus impuestos abusivos a quienes generan riqueza y empleo, o el camino de los liberales, el de aliviar a la clase media, familias y autónomos para estimular el consumo y el ahorro. No hay más».

En relación con estos dos modelos económicos, ha subrayado que «ya sabemos que el PP cuando gobernó eligió el mismo régimen fiscal que Page» y ha recordado que los conservadores crearon 300 nuevos impuestos.

Picazo ha insistido en que el empleo no lo crean los políticos, «ni Page, ni yo ni ningún otro», sino las empresas, y que precisamente por eso «hay que apostar por un modelo fiscal que facilite la actividad económica y atraiga inversiones y puestos de trabajo a Castilla-La Mancha».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí