‘Escrito (s) en carne viva’, es la obra autopublicada por el joven escritor, sobre todo poeta, argamasillero Francisco José Romero Moreno, que este viernes, 8 de julio, ha presentado en el Centro Cultural “Casa de Medrano” de Argamasilla de Alba, acompañado del concejal de Educación y Cultura, José Antonio Navarro; la presidenta del Grupo Literario Aldaba, Lourdes Rubio, y numeroso público que prácticamente llenaba el salón de actos.

“¿Cómo se presenta a alguien que no tiene necesidad de presentación cuando está rodeado de amigos y familiares?”, se preguntaba el concejal al principio de su intervención. Esta obra, para Navarro, lo dice todo sobre el autor, “¡pero ojo!, no de Fran por fuera, sino de Fran por dentro, de Fran alma, Fran profe, de Fran Sabina, de Fran Sastre, de Fran intenso…”

Asimismo, Navarro destacó el “buen y correcto” uso que el autor hace de las redes para expresar sentimientos “y la capacidad de llegar y remover a la gente joven, de demostrar tu producción y generar que esa parte de la sociedad, hastiada, cansada de ser estigmatizada como ‘ninis’, que sin embargo tienen el poder del futuro, consigan emular ese espíritu crítico y expresivo que te caracteriza”.

Francisco José se encuentra a caballo entre las generaciones denominadas millennials y generación Z, y como tal se desenvuelve con gran certeza en las redes sociales. Una generación acusada de falta de compromiso e iniciativa a los que contradice el autor, afirmaba Lourdes Rubio.

DO La Mancha

Desde su integración en Aldaba, subrayaba Rubio, ha sido una piedra fundamental para seguir construyendo este proyecto cultural y literario en Argamasilla de Alba. Además, destacó su capacidad para hablar de pasiones y heridas, “esos sentimientos que nos desgarran por dentro”.

“Con todo el respeto que merece, bebe de los clásicos que le inspiran para ir de la mano de sus coetáneos a los que admira, y esto, como a los más grandes, es lo que les honra”, subrayó Rubio.

AQUALIA

Este libro nace de un fracaso, de un oposición “que no sale todo lo guay que debería, de una autoestima un poco herida”, apuntaba Francisco José Romero, y de descubrir el maravilloso mundo de la autopublicación, con muchas ventajas y algunos inconvenientes.

En esta obra el lector se encontrará con poemas, microrrelatos, caligramas, ilustraciones y prosa poética, en la que Fran afirma sentirse cómodo, y todo fruto de su ávida creatividad por buscar y conocer diferentes formas de expresar y sacar ese magma que se acumula dentro de él, por lo que podría decirse que este libro es una erupción de dudas, pensamientos, inquietudes, alegrías y un compendio de sentimientos que con ‘Escrito (s) en carne viva’ comparte con el lector.

Esta obra es una pequeña o gran, según se mire, recapitulación de cerca de trescientos escritos, el más antiguo de hace siete años y el último con escasos meses, y numerosas ilustraciones salidas del ingenio de este joven autor que nada desde la orilla de Gustavo Adolfo Bécquer a la de Elvira Sastre, en las aguas del omnipresente Joaquín Sabina, pues como afirma Fran: “Siempre quiero escribir con la sencillez de Gustavo Adolfo Bécquer, con ese lado canalla y juego de palabras que hace Sabina y con la empatía que despierta Elvira Sastre”.

Como afirma Francisco José Romero, al final de sus escritos: “Sean inmensamente felices o al menos intentarlo”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí