El Gobierno regional va a intensificar el control de aforos en distintos puntos del Parque Natural del Alto Tajo durante los meses de verano para minimizar el riesgo de incendios forestales y preservar la riqueza medioambiental del enclave.

Ya el verano pasado se implementaron algunas medidas que mejoraron en gran medida la situación, como el control de accesos a las Casas del Salto en Poveda de la Sierra, la limitación de autobuses sin autorización, la intensificación de las labores la limpieza y de los controles por parte de los Agentes Medioambientales y la Guardia Civil.

Para esta temporada, además de las medidas anteriores, se está acometiendo un acondicionamiento del entorno del Puente de San Pedro para evitar su masificación, limitando el aparcamiento exclusivamente en las zonas habilitadas e instalando dispositivos para evitar el estacionamiento de vehículos, ha informado la Junta en un comunicado.

También se han instalado aseos portátiles para los meses de julio y agosto. Todas estas medidas pretenden acondicionar el entorno del puente de San Pedro, mediante un control del aforo, con mejora de equipamientos e intensificación de las labores de limpieza y para ello, se va a contar con un refuerzo de personal, con la incorporación de dos personas para mantenimiento y vigilancia, además de las tres personas que ya se contrataron el pasado año.

Asimismo, para las labores de vigilancia y control se contará con los Agentes Medioambientales en estrecha colaboración con la Guardia Civil, especialmente con el Seprona, así como con otros servicios ordinarios de tráfico.

Estas medidas se complementarán con la regulación de acceso para vehículos a motor durante los fines de semana de julio y agosto en la pista principal del Tajo desde el área recreativa La Falaguera al área recreativa El Vivero.

Dicha regulación, contemplada en el PRUG (instrumento de regulación y planificación del Parque Natural) se realiza en colaboración con los Ayuntamientos de Zaorejas y Peñalén, que gestionarán las autorizaciones de acceso a los vehículos durante los fines de semana del verano.

Asimismo, se han mejorado los aparcamientos ubicados en el área recreativa de la Falaguera, y estará prohibido el aparcamiento en las pistas forestales fuera de las zonas habilitadas para ello.

El delegado de Desarrollo Sostenible, José Luis Tenorio, ha explicado que «estas actuaciones tienen como finalidad evitar la circulación masiva por el Parque, reducir el riesgo de incendios y especialmente facilitar la evacuación en caso de emergencia, que se podría ver comprometida por el exceso de visitantes y por los vehículos aparcados en las vías de comunicación».

Asimismo, ha destacado la necesidad de preservar la riqueza medioambiental y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía en general para que sean prudentes en sus salidas a entornos naturales, ya que «lo más efectivo para reducir el riesgo de incendios es que seamos respetuosos con el medio natural y evitemos cualquier situación que pueda suponer un riesgo».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí