Buenas noches, tomelloseros y tomelloseras, romeros y romeras…

Este año Tomelloso sí que tiene Romería”.

Es una estrofa de la canción de José Joaquín Sánchez-Migallón Yañez, más conocido como Chemi “El Choileja”, y que dedica a nuestra patrona, la Virgen de las Viñas; una sevillana sucesora de la que tanto hemos escuchado y disfrutado, interpretada por el tomellosero Jesús Martínez.

La vuelta de esta celebración, tras dos años de parón, ha hecho posible la creación de este tema dedicado a la virgen, que además va a ser presentado durante esta Romería en el recinto de Pinilla, tras la salve del coro rociero Jesús del Perdón a la patrona, una vez finalice la procesión de las antorchas.

Antes de nada, quiero agradecer a la Hermandad de la Virgen de las Viñas que me haya dado su confianza para realizar el pregón de Romería.

Seguros Soliss

Apuntar que tras darme la noticia, aparte de sentirme contento y agradecido (para mí supone todo un honor), me entraron los siete males….

Y es que, en ese momento la cabeza comienza a dar mil vueltas y te colocas en numerosas situaciones…..

DO La Mancha

Piensas si estarás a la altura de presentarte ante tanta gente… gente llena de devoción por la Virgen, nuestra protectora….

Piensas en quienes te han precedido pregonando esta Romería, en sus palabras….emotivas….y tan especiales.

Vaya, que te atrapa cierta inseguridad, haciendo disparar las neuronas hasta llegar al temor. Mi gran temor: enfrentarme al público, lo confieso….

Paradojas de la vida… porque me encanta comunicar e informar… y lo hago a diario en los medios del Grupo Surco. Es mi trabajo y mi forma de vida… y me encanta….

Inma Delgado Fotografía New Born

Digo esto porque habrá quien se sorprenda pensando que estoy acostumbrado a hacerlo… aunque desde mi opinión, son cosas distintas… y los nervios de esta noche lo confirman. Vamos, que les puedo decir aquello de que “no me llega la camisa al cuerpo”.

Y dicho esto, vamos al pregón…, que no deja de ser el ANUNCIO de una celebración y la INVITACIÓN a la misma.

La celebración ya la conocen todos ustedes: la Romería en honor a la Virgen de las Viñas.

Y es cierto también que este año se espera con más ganas que nunca después de dos años sin celebrarse.

Así pues, no faltará la emotividad por aquellas personas que debido a la pandemia no la celebrarán aquí con nosotros. Ni otros, que se fueron antes y con los que pudimos disfrutar de momentos muy especiales en romerías pasadas.

Esos momentos son los que vinieron a mi cabeza cuando me llegó la propuesta de la Hermandad para pregonar la Romería. Porque mi relación con esta celebración está ligada a esas personas… y especialmente a una de ellas….

AQUALIA

Es cierto que desde pequeño conozco esta celebración, aunque nunca había sido asiduo al recinto de Pinilla… y que posteriormente, gracias a mi trabajo pude vivir cada una de las actividades organizadas para esta ocasión y conocer el fervor con el que se vive la Romería desde cada uno de los colectivos que allí se dan cita…

Desde los jóvenes y no tan jóvenes agricultores que participan cada año en los concursos con sus máquinas agrarias, pasando por los hosteleros y asociaciones que montan sus chiringuitos; los carreros que, tras mucho esfuerzo, lucen bonitas a sus mulas ensartándolas en reatas; los miembros de la Cruz Roja que, junto a policía y guardia civil, velan por la seguridad de todos los visitantes; hasta las camareras de la Virgen que con tanto amor ponen guapa a nuestra patrona o cada uno de los miembros de la Hermandad en las diferentes facetas que les toca acometer…..

Con todos ellos, a través de mi trabajo como reportero en Radio Surco y Televisión La Mancha, he aprendido cosas de la romería y sobre todo, cómo se vive esta celebración desde sus diferentes ámbitos.

Pero como decía, realmente mi acercamiento a la Patrona está ligado, sin duda, a la MADRE de mis HIJOS…..

El fruto de ese amor y la creación de la familia fue la semilla propicia para hacer crecer nuestro fervor por María Santísima de las Viñas, la Madre de todos…

En ella se refleja la madre de mis hijos, capaz de amarlos más allá de su existencia…

Se refleja también su madre… como Dolorosa que tras sufrir el calvario vivido por el hijo aguarda su reencuentro…

Y el reflejo de mi madre que de forma incondicional derrama amor y cariño filial…

Que importante es la figura de la Madre!!!!!…. Ella hace posible nuestra existencia…

Y ese rasgo común de las madres nos hizo acercarnos más a ella…. a nuestra querida virgen, en su advocación de las Viñas, y a esta celebración que se realiza en su honor.

Ser partícipes de esta unión con la comunidad devota de la patrona nos hizo reconvertir nuestra pasividad romera:

Nos animamos a formar parte de ella con la asistencia a todos sus actos, litúrgicos y festivos… y participamos de la imposición de medallas como miembros de esta gran comunidad fervorosa por su Patrona, a la que también acompañáramos en su recorrido alrededor del santuario mientras se rezaba el Santo Rosario, portando nuestras antorchas como señal de devoción a la Virgen…

Cada año esperábamos, con una ilusión tremenda, la fecha del último fin de semana de abril… Preparábamos nuestras blusas y pañuelos, los de toda la familia, y también nuestras medallas… (Recuerdo que la casa era todo un revuelo de cajas y cajones para hacerte con el atuendo: “esta no es mi blusa”, “la mía era más oscura”, “a mí me queda pequeña”, “¿Cuál es mi medalla?”, “la mía tenía el cordón más claro”, “ponte unas zapatillas cómodas para estar por Pinilla”, “eso, que luego hay que traer a la virgen”).

En fin, frases cuyo eco resuena en mi memoria cada último fin de semana de abril, pero que seguro pueden escucharse en cualquier vivienda de Tomelloso preparando para ir a Pinilla.

Recuerdo también las quedadas con nuestros “amigos-hermanos”, con quienes preparábamos para ir juntos a Pinilla, unas veces en coche, otras andando…

Los últimos años llegábamos en carroza… ¡¡que ilusión reunirse con el grupo para vivir, desde el minuto cero, el domingo de Romería!!. La verdad que fue un acierto reencontrarnos con mi primo y su mujer que nos dieron la oportunidad de vivir la Romería de otra forma… pero siempre con el fervor a nuestra patrona.

Lo primero que hacíamos era pasar a la ermita y acercarnos a Madre a dar los buenos días. Después, a lo largo del domingo, buscábamos otros momentos para refugiarnos allí ante su presencia. Siempre agradeciéndole que nos permitiera seguir disfrutando de esos y otros momentos….

Nos gustaba escuchar las homilías de los sacerdotes, acompañados de los diferentes coros parroquiales que con sus cantos también te acercaban el mensaje de Jesús y de María….

Pero lo que más nos gustaba, tras pasar un día pleno en el recinto de Pinilla, era regresar andando a Tomelloso acompañando a la patrona… incluso, alguna vez, la portamos en andas.

Ser partícipe de esa verdadera ROMERÍA es algo que te llena el corazón y ensancha tu espíritu romero.

ROMERÍA (camino)….. que te lleva con vivas a la Virgen, y a su niñete…

ROMERÍA…..que te anuncia el mes de mayo, ya plagado de primavera…

ROMERÍA….que renueva tus esperanzas… un año más… a pesar de lo que dejas en el camino….

(Pausa para recordar a Ángel Luis Cabañas….., y también a Luis, Alejandro, Javier, Paco…, y Ana.)

Hablaba anteriormente en pasado como una forma de recordar lo vivido en torno a esta celebración, lo que fue mi mayor acercamiento a la patrona y junto a la persona que tuve la suerte de poder compartirlo, gracias a nuestra fe en la Virgen de las Viñas.

“Que no se pierda la fe” nos dice en su mensaje romero el presidente de la Hermandad de la Virgen de las Viñas, Alejandro.

Efectivamente, que no se pierda….que los sinsabores de la vida no apaguen nuestra esperanza…. que no nos dejen vacíos, porque Madre sigue aquí…no nos abandona….

Hay que seguir teniendo fe…. porque esta creencia nos ayuda a ser fuertes, nos anima a seguir adelante…

(Pausa: mensaje de ánimo para Javier Perales y familia)

Ya saben que la virgen cuida de todos nosotros… ella extiende su manto y nos protege, como nos recordaba estos meses atrás, diariamente, a través de las redes sociales, “la ajera”, Isabel Cañas, miembro de la Hermandad… otro ejemplo de fe y devoción como la que nos mueve a vivir esta celebración….

Pero la Romería también es disfrutar de la familia y los amigos, compartiendo momentos divertidos…

Es el reencuentro de tomelloseros ausentes, que presumen de patrona, cuando vuelven al pueblo, y de todas sus tradiciones…

De juntarse en Pinilla y “echarse” un botellín en las tascas…

De disfrutar viendo a tus hijos pequeños subidos en las atracciones…

De acercarte a la zona de las carrozas de verde y ver que la gente joven se lo pasa en grande, al mismo tiempo que investigas por si ves a tus hijos entre esas peñas, algunas con nombres de difícil pronunciación: ARREPRETAMAJANOS, ASALTALINDES, TRONCHASTILES, ATRONCHACEPORROS…. y comprobar en qué estado de “diversión” se encuentran tus pequeños…

La Romería es pasearte por las zonas de carpas y carrozas saludando a amigos y conocidos… y aceptar la invitación de un vaso de zurra y un chorizo…

Es contemplar las carrozas artísticas y ver con qué arte imaginario nos sorprenden cada año nuestros vecinos…

Y hacer lo mismo con las reatas que tan bien engalanan, ya sea de SEDA o de SENCILLO, los carreros y amantes de este otro arte tomellosero…

La Romería es acercarse al Museo de la Virgen, en el que cada año Félix Godoy nos sorprende con alguna nueva adquisición relacionada con nuestra Patrona y su Romería…

O acto seguido, visitar el kiosko para adquirir algún recuerdo de la Virgen de las Viñas. Kiosko en el que siempre recordaré la agradable atención de, entre otros, nuestra querida “Chon”, Asunción Pedraza, Mayoral de la Romería 2022 a la que felicito y doy la enhorabuena. Para mí, un orgullo poder compartir con ella su nombramiento este año, porque además el momento en que la conocí también está ligado a Ana, y su presencia es un vivo recuerdo.

Pues estas pequeñas cosas… vuelven de nuevo… después de dos años sin poder vivirlas… Y yo, con mi fervor a la Virgen de las Viñas intacto e incluso más afianzado… quiero seguir disfrutando de esta tradición… que, les recuerdo, lleva 7 años ostentando la declaración de Interés Turístico Regional, y se está luchando para que sea de Interés Turístico Nacional…

Y espero poder seguir disfrutándola acompañado de mi familia, mis amigos, los miembros de esta Hermandad… y con todos ustedes…

Por eso, permítanme invitarles a que vivan la Romería como cada uno de ustedes sabe… Desempolven sus blusas manchegas y pañuelos de hierba que, hasta nuestro más emblemático Francisco Martínez Ramírez “El Obrero” ya lo ha hecho y está preparado para vivir la Romería… y siempre con la devoción a nuestra Patrona, la Virgen de las Viñas…

¡¡¡¡¡¡ Viva la Virgen de las Viñas !!!!!

¡¡¡¡¡ Viva su niñete !!!!!




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí