El tiempo estable, con temperaturas algo más altas de lo que corresponde para estas fechas, predominarán en la mayor parte de la Península hasta el viernes 23 de diciembre, aunque las lluvias afectarán este viernes y desde el domingo al martes en el norte y el oeste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La AEMET señala que este fin de semana predominarán los cielos nubosos o cubiertos en la mayor parte de la Península, pero a partir del sábado la meteorología tenderá a la estabilidad aunque con nubes bajas en zonas del Mediterráneo, y bancos de niebla en el interior, más extensas y persistentes en la meseta Norte y depresiones del noreste. Respecto al domingo, pronostica que un nuevo frente atlántico dejará precipitaciones en el noroeste de Galicia.

Las temperaturas ascenderán el sábado excepto en las zonas con nieblas persistentes, donde bajarán y los vientos soplarán del norte y del oeste en la mayor parte del país, aunque llegarán del noreste al Cantábrico y Galicia para después rolar a sur y sureste, con intervalos fuertes en los litorales y zonas altas del tercio norte, especialmente el domingo cuando se esperan rachas muy fuertes en la costa gallega.

En Canarias la nubosidad y las precipitaciones remitirán el sábado y subirán las temperaturas, con vientos de componente norte que rolarán al sur y al este.

En cuanto a la próxima semana, la AEMET pronostica que se caracterizará por la estabilidad en la mitad este peninsular, Baleares y Canarias, aunque con abundante nubosidad, predominando las nubes medias y altas en el área mediterránea, así como nubes bajas matinales.

El frente atlántico avanzará hacia el este y dará lugar el lunes a lluvias y chubascos intensos y persistentes en Galicia, que el martes 20 se extenderán a la mitad occidental peninsular y que remitirán el miércoles.

Vinícola de Tomelloso

Ya el jueves, apenas esperan precipitaciones en el extremo noroestepeninsular y serán de carácter débil. El viernes, aunque la incertidumbre es notable, podrá empezar a llover en la mayor parte de la Península, aunque la probabilidad es escasa en el área Mediterránea.

Las temperaturas subirán el lunes y el martes y empezarán a bajar a partir del miércoles y los vientos soplarán del sur y del oeste, con intervalos fuertes en el norte y noroeste peninsular el lunes y, quizá, también al final de la semana.

Bogas Bus

En Canarias también hay probabilidad de precipitaciones alprincipio y al final de la semana, como en la Península, pero serían menos abundantes y las temperaturas no tendrán grandes cambios, con viento flojo en el archipiélago.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ve «probable» que el inicio de las fiestas navideñas nuevas borrascas atlánticas se aproximarán al territorio y darán lugar a precipitaciones que avanzarán de oeste a este, comenzando el viernes por Galicia y zonas próximas y se extenderán hacia el resto de la mitad oeste peninsular y zona centro el sábado y el domingo. La nieve en principio quedaría acotada a zonas de montaña.

Por otro lado, adelanta que la semana del 26 de diciembre al 2 de enero será lluviosa en la mayor parte del país, salvo en el extremo norte, y las precipitaciones más abundantes afectarán al suroeste peninsular.

«No está nada claro qué sucederá con las lluvias durante las dos primeras semanas de 2023, ya que no hay una tendencia clara», ha apuntado.

De momento, el portavoz pronostica que la última semana de 2022 destacarán los bancos de niebla y las nubes bajas, que se formarán en amplias zonas del territorio gracias a la humedad reinante por las lluvias de los últimos días y al enfriamiento nocturno que se va a producir al estar los cielos más despejados y soplar el viento flojo o estar en calma.

El sábado se formarán nieblas, sobre todo en el interior de la mitad norte pero se disiparán, aunque algunas podrían ser persistentes. En estos casos el ambiente será frío durante todo el día el domingo quizás estas nieblas no sean tan frecuentes como el sábado en Castilla y León por la llegada hacia allí de vientos del sur que los disiparán, pero sí que aparecerán las nieblas en amplias regiones de las mitades sur y este de la Península.

Inma Delgado Fotografía New Born

Las nieblas se repetirán el lunes y serán densas, por lo que ocasionarán problemas de visibilidad que dificultarán actividades como el tráfico.

Las temperaturas descenderán este viernes, sobre todo las mínimas, y el sábado se esperan heladas nocturnas en zonas de montaña y páramos del centro y en puntos del interior de la mitad norte.

A partir del domingo, señala que las temperaturas iniciarán un ascenso progresivo hasta el martes e irán desapareciendo las heladas. El ambiente en general será templado para la época del año. A partir del miércoles podría registrarse un descenso térmico pero, en términos generales la semana será más cálida de lo normal. En conjunto, Del Campo considera que se mantendrá la tendencia a que las temperaturas estén por encima de lo normal para la última semana del año y las dos primeras semanas de 2023.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí