La llegada a la Península de la primera borrasca de gran impacto de la temporada dejará los próximos días «importantes y generosas lluvias» en amplias zonas del país, sobre todo del centro y mitad oeste peninsular.

Dicha borrasca, «bautizada» con el nombre de Armand por el IPMA (servicio meteorológico portugués) será la primera de gran impacto de la nueva temporada 2022-2023 nombrada por el grupo del suroeste, en el que se encuadra España.

Estamos a las puertas de un «cambio importante de tiempo», ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para explicar que sucesivas borrascas -con continuidad hasta el próximo lunes- dejarán hasta 300 litros por metro cuadrado en puntos del Sistema Central, en concreto, en el norte de Extremadura, sur de Castilla y León y oeste y sur de Galicia.

En zonas próximas al Sistema Central de Extremadura y Castilla y León y en puntos de Andalucía Occidental se podrán superar, durante el episodio, hasta 100 litros por metro cuadrado, mientras que en el oeste de Castilla y León, resto de Extremadura, tercio occidental de Andalucía y en la cara sur de los Pirineos se prevén entre 50 y 100 litros por metro cuadrado.

En el resto de la Península, se acumularán entre 20 y 50 litros por metro cuadrado los próximos días, según las zonas, aunque en la costa cantábrica las lluvias serán testimoniales y en el área mediterránea y las Baleares no llegarán.

Ante esta situación, la Aemet ha activado el aviso amarillo (riesgo) por fuertes vientos, entre 70 y 80 kilómetros por hora, en 10 comunidades -Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid, Navarra y La Rioja- mientras que en Aragón, Galicia y Extremadura hay nivel amarillo por lluvias.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Galicia ha sumado durante esta noche 63 incidentes vinculados con la meteorología adversa tras registrar unas rachas de viento de hasta 128,1 kilómetros por hora, según ha informado el 112 y Meteogalicia.

Entre los 63 incidentes, 35 están relacionados con la caída de árboles, ramas y otros obstáculos en diversas carreteras de la comunidad.

Para Del Campo, se trata de «agua muy bien recibida» en todas estas zonas, donde persiste desde finales de invierno una situación de sequía meteorológica.

Respecto a las temperaturas, el portavoz ha detallado que es una situación de típicos vientos ábregos otoñales cargados de humedad y templados, de tal manera que aunque las máximas bajarán por la abundante nubosidad y las lluvias en buena parte de la península, serán «las propias de estas fechas o quizás un poquito más bajas en el centro y oeste de la Península».

Sin embargo serán «claramente más altas de lo normal» todavía en el Cantábrico Oriental y tercio oriental de la Península, así como en Baleares.

Por la noche, la bajada térmica tampoco se notarán mucho porque estas nubes evitan el escape del calor nocturno y también porque soplará viento que impide que bajen demasiado las temperaturas por la noche, en definitiva, seguiremos con valores nocturnos altos para la época durante toda la semana, ha concluido el portavoz.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí