Hoy, los dos amplios espacios de la primera planta del Palacio Provincial de Ciudad Real, que es sede de la Diputación, se han convertido en sendas salas médicas dispuestas con todo lo necesario para llevar a cabo un gran maratón de donaciones de sangre. El equipo presidido por José Manuel Caballero ha cedido de nuevo, tras dos años sin que la Hermandad de Donantes de Sangre haya podido plantearse este evento, su edificio más emblemático para recibir a centenares de vecinos solidarios.

Precisamente Caballero ha destacado el compromiso de los ciudadanos tras comprobar in situ la solidaridad de estos. “Esta iniciativa permite visibilizar que España es un país en el que sus hombres y sus mujeres son referencia. Son ejemplo por su enorme solidaridad, que es, al fin y al cabo, anteponer los intereses de los demás a los propios”, ha afirmado el presidente de la Diputación acompañado por Francisco José García, delegado provincial de Sanidad, Alberto Jara, gerente del Hospital General Universitario de Ciudad Real, Elena Madrigal, coordinadora regional de Hemodonación, y Matilde Santillán, presidenta de la Hermandad de Donantes de Sangre de nuestra provincia. Todos ellos se han acercado hasta el Palacio esta mañana para conocer el arranque de la jornada.

José Manuel Caballero les ha agradecido a todos que permitan a la Institución Provincial colaborar de esta manera, con la que queda patente, ha dicho, “que las diputaciones sirven para muchas cosas”, y no se ha olvidado de elogiar la labor de los 40 profesionales desplazados hasta allí que han demostrado que “la pandemia no tiene por qué impedir los aspectos más importantes de la vida”.

Este maratón se va a celebrar hasta las 14 horas y de 17 a 20.30 de la tarde, con todas las medidas de seguridad indicadas para evitar contagios de COVID19, puesto que “quien dona”, ha recordado el presidente Caballero, “lo hace desde una perspectiva de absoluta generosidad”. Es un ejemplo también de “compromiso ciudadano; es quitarse una parte de su tiempo, organizar su jornada laboral o personal para venir a donar”. Para Caballero, sin duda, “en el día 14 de febrero, un ejercicio de amor al prójimo enorme”.

Santiago Apóstol

Ha reivindicado asimismo “la mejor sanidad pública, en las peores circunstancias”, apelando a las experiencias vividas desde 2020 y ha animado a la población “a seguir creyendo en la condición humana” con donaciones en masa como la de hoy.

Jornada en la que se han trasladado hasta 3 máquinas que posibilitan la plasmaféresis, un proceso en el que se obtiene una parte fundamental de la sangre: el plasma. Y es que “los hospitales necesitan sangre, no solo para intervenciones, sino también para tratamientos”, ha explicado la coordinadora de Hemodonación de la región. Tanto ella, como Matilde Santillán han recalcado que “la sangre no se puede fabricar, es un elemento vivo”, de ahí la importancia de las donaciones, aspecto en el que nuestra provincia ha alcanzado las 23.200 aportaciones altruistas.

Bogas Bus

Y para incrementar esa cifra, los dos representantes de la Sanidad castellanomanchega presentes hoy en el Palacio han hecho además un llamamiento a la sociedad ciudadrealeña, invitando a dejar un balance positivo cuando este lunes finalice.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí