La derivación de niños y jóvenes a unidades de salud mental ha aumentado un 18% en Castilla-La Mancha, en la gran mayoría de los casos (92 %) relacionado con el uso de las TIC (tecnologías de la información y comunicación), adicciones, trastornos cibernéticos y trastornos adaptativos.

Los consejeros de Sanidad, Jesús Fernández; de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, y de Bienestar Social, Bárbara García, han firmado este jueves un convenio para la atención a problemas mentales en la infancia y la adolescencia que surgió en 2016 con cuatro mesas técnicas de trabajo: salud en las aulas, atención temprana, abordaje sociosanitario y acoso escolar.

El objetivo que se marcan los tres departamentos, han explicado los consejeros, es trabajar de forma conjunta y optimizar recursos para ser más eficiente a la hora de responder a problemas que ya existen y, al mismo tiempo, adelantarse a nuevas necesidades que surgen en la sociedad.

Entre otros datos, el consejero de Sanidad ha dicho que la derivación de niños y jóvenes a unidades de salud mental ha aumentado un 18 % y en la gran mayoría de los casos (92 %) el problema está relacionado con el uso de las TIC (tecnologías de la información y comunicación), las adicciones, los trastornos cibernéticos y los trastornos adaptativos.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí