El director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Juan Camacho, ha explicado que a día de hoy la región continúa sin tener ningún caso confirmado de la llamada viruela del mono, pero ha destacado que ya son dos los casos sospechosos detectados, en Toledo y Guadalajara.

«Hay un caso sospechoso en Toledo, que se detectó en el Hospital de Toledo y hay otro caso sospechoso en el área de Guadalajara y en ambos casos se han activado los protocolos pertinentes en cuanto a diagnóstico, seguimiento, investigación epidemiológica», ha indicado este domingo a preguntas de los medios con motivo de su participación en la marcha ‘7.000 pasos x’ en Talavera de Reina.

Santiago Apóstol

Camacho ha detallado que en ambos casos se han mandado las muestras al Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda y están «en espera de resultados».

De otro lado, respecto a la situación epidemiológica del COVID-19, ha destacado que con los datos que tienen, «que todavía no están cerrados, la tendencia es halagüeña; hay un descenso tanto en el número de casos diagnosticados como en el número de hospitalizados, que es el principal indicador que utilizamos».

Así, ha precisado que «están ingresando menos pacientes y parece que esa elevación, esa sexta ola y media, se ha estabilizado y está acompañada, ya esta semana, de un descenso que esperamos que siga en las semanas posteriores».




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí