El Gobierno de Castilla-La Mancha va a habilitar una partida de 1,4 millones para conceder una ayuda de entre 4.000 y 10.000 euros a los 198 ganaderos de vacuno de leche que hay en la región, a fin de compensar parte de las pérdidas que han sufrido este 2021, y que los afectados cifran entre 40.000 y 50.000 euros anuales, a causa de los elevados costes de producción.

Así lo ha avanzado el titular de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, al término de la reunión que ha mantenido este viernes con la Asociación Frisona de Castilla-La Mancha en la que han analizado la situación del sector lácteo.

En este marco, ha detallado que se trata de ayudas que los ganaderos recibirán de manera directa en abril sin tener que cursar solicitud y serán de 4.000 euros para los titulares de las explotaciones de hasta 50 vacas, de 6.000 para los que tengan hasta 100 y de 10.000 euros para los propietarios de las explotaciones que tengan más de 100 animales.

En la región hay 56 explotaciones con menos de 50 vacas, 61 con más de 50 vacas y 81 con más de 100 animales. De todas ellas, 165 se ubican en la provincia de Toledo, acaparando la su mayoría la comarca de Talavera de la Reina.

Martínez Arroyo ha explicado que esta ayuda, aunque de momento se articula solo este año, es compatible con la normativa de ayudas del Estado y entra dentro del paquete de ayudas el Ejecutivo regional contempla para el sector de cara al futuro.

PÉRDIDAS EN 2021

Según ha detallado el consejero, el Ejecutivo ha decidido poner en marcha esta ayuda después analizar los datos desvelados por el estudio de costes de producción del sector lácteo vacuno, ovino y caprino, que será presentado en la primera reunión del Observatorio de Precios que se reunirá a principios de febrero.

Este documento que, elaborado a petición de la Consejería por la UCLM, desvela pérdidas en el coste que se ha vendido la leche de 0,006 euros por litro de leche, considerando las ayudas de la PAC este 2021. En caso de no tener en cuentas esas ayudas, las pérdidas ascenderían a 0,03 euros por litro.

De ahí que el Ejecutivo autonómico, además de esas ayudas directas, y con afán de permanencia en el tiempo, va a aumentar sustancialmente los fondos propios que destina al control lechero, «actividad fundamental para mejorar genética y la rentabilidad de las explotaciones».

«Vamos a pasar de aportar 100.000 euros a 285.000 a Africama, que gestiona el control lechero en Castilla-La Mancha», ha detallado el consejero.

De igual modo, como tercera pata de este paquete lácteo, Martínez Arroyo ha hablado de otra línea específica de ayuda para que esta asociación pueda realizar mejora genética en el vacuno de leche dentro del PDR 2023-2027, que redundará en la mejora de la rentabilidad de las explotaciones.

«Estamos en un momento en que se puede diferenciar la leche en función de la genética de las vacas que la producen y favorece poner en el mercado leche para personas intolerantes a la lactosa, por ejemplo. Ese es un objetivo de esta línea de ayuda específica que vamos a incorporar en el PDR a partir del 2023», ha repetido.

Por último, el titular regional de Agricultura ha insistido en que el objetivo, y como establece la ley, es que la industria pague por encima de los costes de producción. De ahí que haya abundado en que no se puede comprar leche por debajo de 70 céntimos/litro en la distribución, «porque se está arruinando a un ganadero».

LOS GANADEROS, ESPERANZADOS

De su parte, el secretario de Africama, Diego Fernández, ha mostrado agradecimiento al consejero por la «sensibilidad» con la que ha tratado la situación de dificultad por la que pasa el sector, por la agilidad a la hora de aplicar soluciones y por tener en cuenta las demandas de estos ganaderos.

«Estamos esperanzados porque no solo se aplican soluciones para los problemas de ahora, sino como apuesta de futuro. Este futuro pasa por la innovación y por crear producto diferenciador, algo que sin inversión es imposible. Esperamos poder crear granjas con mayor valor añadido y que se puedan mantener en el futuro».

No obstante, ha alertado de que en base a los costes de producción, una granja de tamaño medio ha perdido este año entre 40.000 y 50.000 euros anuales, contando los ingresos de la PAC, en una producción de entre 1,4 y 1,5 millones de litros.

Pese a admitir que las ayudas articuladas por el Ejecutivo regional no ayudan a solucionar todos los problemas que acechan a los ganaderos de vacuno de leche, ha asegurado que éstas sí contribuyen a tener liquidez y a que la deuda sea menor.

Por ello, los ganaderos de Africama acudirán a la manifestación del 23 de enero para exigir el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria.

Sobre este asunto concreto, ha terminado apelando a la obligación de la industria de presentar contratos por encima de los costes de producción. «En caso contrario los organismos responsables han de estar vigilantes ante las industrias que presenten contratos a pérdidas, como establece la ley», ha reclamado.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí