Las temperaturas caerán de manera notable esta semana tanto las máximas como sobre todo las mínimas y se producirán heladas, sobre todo desde el miércoles al sábado en buena parte del país, por lo que esta semana será fría, de acuerdo a lo normal con la climatología propia de finales de noviembre y principios de diciembre, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que las lluvias afectarán al norte y al oeste.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que la bajada se notará sobre todo este lunes en las diurnas y los próximos días en las nocturnas, ya que durante las horas centrales de esta semana «muy pocas» regiones alcanzarán o superarán los 15 grados centígrados (ºC) excepto quizás a orillas del Mediterráneo y en puntos del extremo sur peninsular.

«Una semana con tiempo frío, pero que podemos considerar como propio de esta época del año o, si acaso, con temperaturas un poco inferiores a lo normal en algunos puntos aislados de la mitad norte. Pero en cualquier caso, no se trata de ninguna ola de frío, sino de un tiempo perfectamente normal y esperable para esta época», ha valorado.

Así, apunta que a pesar de que podría producirse una eventual rotura del vórtice polar estratosférico durante las próximas semanas, en este momento es «imposible» saber si ese hecho se traduciría en una ola de frío en Europa que pueda afectar a España, que está condicionada por otros «múltiples factores» aunque admite que las condiciones para que se genere una ola de frío en Europa este año son «más favorables que en años anteriores».

Respecto a las precipitaciones, el portavoz pronostica que hasta el miércoles las lluvias afectarán al extremo norte y al tercio oeste de la Península y después, aún con bastante incertidumbre, llegarán bajas presiones atlánticas que podrían propiciar precipitaciones que afectarán, fundamentalmente a la vertiente atlántica, es decir, en zonas del sur y oeste peninsular.

Además, esta situación se podría dar hacia el fin de semana y prolongarse durante los primeros días de la semana que viene de modo que las zonas afectadas por la sequía meteorológica se verían beneficiadas por esta situación.

Vinícola de Tomelloso

De momento, lo más destacado del inicio de esta semana son las lluvias fuertes en el litoral catalán, Baleares y Cantábrico oriental y predominará un ambiente soleado en el resto del país, aunque las temperaturas máximas descenderán hasta ocho o diez grados centígrados respecto al domingo, sobre todo en puntos del interior oriental peninsular.

El martes, las lluvias quedarán acotadas al extremo norte y pueden ser persistentes en el Cantábrico oriental, con una cota de nieve en Pirineos en torno a 1.000 o 1.200 metros.

Durante el martes, llegará un frente a partir del mediodía que dejará lluvias en Galicia por la tarde, con un ambiente más soleado en el resto, pero con posibles bancos de niebla en el interior, sobre todo de la meseta norte. Las temperaturas no variarán demasiado, con algunas heladas ya de madrugada en páramos de la zona centro y también en la meseta norte.

Respecto al miércoles, el portavoz señala que un sistema frontal avanzará y dejará lluvias en Galicia, en el oeste de Asturias, en el oeste de Castilla y León, en Extremadura y Andalucía Occidental. No se descarta que esas lluvias avancen algo más hacia el este y la cota de nieve subirá hasta unos 2.000 metros.

Inma Delgado Fotografía New Born

Las temperaturas nocturnas bajarán el miércoles y las heladas se extenderán en el interior con valores mínimos de -1ºC en ciudades como Ávila, Soria, Zamora, o -2ºC en Salamanca. Durante el día, en buena parte de la meseta norte no llegarán a 10ºC o 12ºC y el ambiente será «algo más suave» en la costa mediterránea andaluza, donde se podrían superar los 18ºC.

A partir del martes, según Del Campo, aumenta la incertidumbre en la predicción, aunque una borrasca podría situarse en el Golfo de Cádiz pero aún se desconoce su ubicación final y su profundidad. De momento, parece que el jueves podría llover en el sur de Andalucía y también en Baleares, Comunidades Mediterráneas y sur de Cataluña y no lo descarta en otros puntos del Mediterráneo. La cota de nieve ese día se situará sobre los 1.000 o 1.300 metros y las temperaturas seguirán bajando en la mitad norte, con heladas que serán casi generalizadas en el interior de la mitad norte. Sin embargo, las temperaturas subirán en el sur de la Península.

De cara al viernes, los escenarios «son diversos» ya que podría llover el viernes en Baleares y las regiones mediterráneas; en algunos puntos con intensidad y quizás también en el área del Estrecho. En el resto los cielos estarán más despejados y las temperaturas serán más bajas, con heladas nocturnas el sábado.

El domingo llegará una borrasca atlántica que puede «regar» amplias zonas de la Península, en especial el suroeste, es decir, Extremadura Andalucía occidental y en el oeste de Castilla-La Mancha. El ambiente será frío en la mitad norte y de nuevo se esperan heladas nocturnas en muchos puntos por allí y ambiente más templado en la mitad sur.

Advertisement

En Canarias esta semana predominará el régimen de vientos alisios en los próximos días que soplarán fuertes y los cielos, en general estarán poco nubosos o con algunos intervalos en el norte de las islas. A partir del jueves los vientos girarán al norte y noroeste, lo que aumentará la nubosidad en el archipiélago y lloverá, sobre todo, en el norte de las islas, al tiempo que descenderán las temperaturas.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí