La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado sobre la falta de personal que padece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) y que repercute en la «sobrecarga laboral» del conjunto de profesionales de ámbito sanitario, que se enfrentan al aumento de las patologías respiratorias, entre ellas los casos de COVID-19.

CSIF lamenta que el Sescam no haya procedido a transformar las contrataciones COVID en plazas estructurales para formar parte de las plantillas orgánicas de los hospitales, centros de salud y unidades de urgencias y emergencias donde el personal desempeña su trabajo, según ha informado la central sindical en nota de prensa.

A esta carencia de trabajadores se suma, alegan, la obligación de resolver los días de vacaciones pendientes, por lo que en ocasiones se quedan las plantillas bajo mínimos, «muy por debajo de lo marcado por los planes funcionales». «Y todo ello con una Atención Primaria totalmente colapsada, una primera línea asistencial que no puede hacer frente a los casos de gripe, COVID y bronquiolitis, con citaciones que en algunos casos superan los quince días de demora», han añadido.

La presidenta de CSIF Sanidad Castilla-La Mancha, Sacramento Rodríguez, ha señalado que los sanitarios afrontan «con un enorme temor el tercer invierno de pandemia». «Observamos con incertidumbre la incidencia de enfermedades respiratorias, tal y como sucede con la bajada de temperaturas. No en vano, en los meses de diciembre, enero y febrero se eleva exponencialmente el pico de incidencia y se provocan graves problemas de saturación, tanto en Atención Primaria como en los centros hospitalarios, de manera muy particular en las Urgencias. El Sescam no puede cometer los mismos errores del pasado», ha apostillado.

No en vano, destacan desde CSIF, la pasada semana se alcanzaron los 698 pacientes en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Toledo, «una cifra récord». En el Hospital Universitario de Albacete se llegaba a los 600 pacientes y en el Hospital Universitario de Guadalajara se han sobrepasado los 400-450, cifra que duplica las registradas el pasado año por estas fechas. «Hay que realizar nuevas contrataciones para afrontar estos meses. La situación actual es muy grave, pero puede ser incluso mucho peor si no se toman medidas de gestión de personal con carácter urgente», ha concluido Rodríguez.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí