El Gobierno de Castilla-La Mancha no contempla volver a las restricciones pese al incremento de contagios por COVID-19 que, sobre todo, se están dando en las personas mayores de 60 años, ya que, según ha explicado su portavoz y consejera de Igualdad, Blanca Fernández, en los hospitales de la región se respira «tranquilidad».

Preguntada este miércoles al respecto en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos aprobados esta semana por el Consejo de Gobierno, la portavoz gubernamental ha recordado que Castilla-La Mancha sí ha adoptado hace unos días algunas medidas en el ámbito de las residencias con el fin de proteger a la población más vulnerable.

No obstante, ha insistido en que «con carácter general» en Castilla-La Mancha «no nos vamos a distinguir ni a diferenciar» de las medidas que se tomen en el contexto nacional, en el que, según ha recordado, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dicho que «no se iban a contemplar medidas distintas ni medidas nuevas».

«Para tranquilidad de todo el mundo, hay que saber que en Castilla-La Mancha en este momento tenemos una ocupación de camas hospitalarias del 11 por ciento y del 6,5 por ciento en camas UCIs de pacientes con COVID y no por COVID», ha dejado claro Fernández.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí