El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) tiene previsto iniciar a principio de 2023 la administración de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) a los varones de 12 años, población diana que en la región suponen cerca de 11.500 niños.

Camacho ha explicado que los presupuestos del 2023, elaborados por el Gobierno regional, ya contemplan esta modificación del calendario vacunal, que implica aumentar la partida destinada a vacunas en cerca de dos millones de euros.

ACREDITA
Advertisement

«La idea es empezar a vacunar a inicios de 2023 a los varones que a partir del 1 de enero próximo año cumplan 12 años», que al igual que las chicas de esas edad recibirán dos dosis con un intervalo mínimo de 6 meses.

El responsable castellanomanchego de Salud Pública ha detallado que cuando se aprobó el documento anterior de recomendaciones de vacunación contra el VPH a niñas de 12 años, el objetivo era llegar al 80 por ciento de la población.

«Este nuevo documento aprobado por la Comisión de Salud Pública establece como objetivo elevar el porcentaje de cobertura de vacunación al 90% de la población general».

Pese a ser preguntado y no detallar el porcentaje de población diana femenina de la región que ya está inoculada, Camacho ha dicho que es «razonablemente bueno en chicas», pues se inició en 2007 y lleva un recorrido de 15 años, y está en consonancia con la media nacional.

Picazo de Nova / TurboSeguros

Respecto a las posibles reticencias que puedan tener las familias frente a esta vacunación, ha explicado que cuando hay un cambio de estrategia es preciso informar a la población de por qué se hace y formar en promoción de la salud, algo que pasa por evitar enfermedades mediante la vacunación.

«Esta decisión se toma teniendo en cuenta las recomendaciones de los expertos, cuyos informes ponen encima de la mesa cuestiones como la efectividad, la seguridad y la factibilidad de hacer estas campañas de vacunación», ha señalado.

AQUALIA

Por ello, el director general de Salud Pública, que ha insistido en que la vacuna contra VPH es «segura y efectiva», ha precisado que tiene una efectividad superior al 85% para prevenir no solo el cáncer de cuello uterino, también el de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe, pues el VPH se relaciona con tumores que no solo afectan a las mujeres.

«Además, es una cuestión de corresponsabilidad de género. La protección de la salud es un derecho y responsabilidad de todos. No solo de una parte», ha insistido Camacho.

«La vacunación de las mujeres protege a las propias mujeres y a los varones que tienen relaciones sexuales con ellas. Pero los varones que tienen sexo con hombres de manera exclusiva se ven excluidos de esta protección», ha alertado el responsable regional de Salud Pública, que ha concluido añadiendo que en 19 de los 27 países que conforman la Unión Europea esta vacunación abarca a toda la población, sin diferencia de género.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí