Comienza el nuevo Curso político y me quedo estupefacto al ver el triunfalismo miope tanto del todavía Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como de la todavía Ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El titular escogido para utilizar en sus diversas comparecencias públicas, probablemente diseñado por el nuevo Jefe de Gabinete en Moncloa, Óscar López, ha sido “misión cumplida”.

Me voy a centrar en el ámbito sanitario y a dar varios datos de España: 130000 muertos reales por COVID, casi 5 millones de infectados de los que 146346 son profesionales sanitarios. Yo me pregunto: ¿Qué misión se ha cumplido?

Tras varias prórrogas y trampas al solitario este Gobierno ha anunciado a bombo y platillo el 70% de vacunados contra la COVID pero eso no es una misión cumplida. La verdadera meta ha de ser la de conseguir la inmunidad de grupo, objetivo del que aún estamos muy lejos de lograr. Todavía quedan cerca de diez millones de españoles por vacunar. En Castilla – La Mancha son casi 400000 las personas, hasta el momento, sin tener la pauta completa de vacunación contra el Coronavirus SARS-CoV-2.

Es un dato objetivo y más que preocupante que comparando el número de infectados y fallecidos por la COVID-19 durante el verano de 2021 se ha quintuplicado con respecto al mismo periodo de 2020. Algo no se está haciendo bien.

Hay que proclamar que las vacunas son el mejor agente preventivo contra la pandemia pero es urgente poner en marcha un estudio de inmunidad en toda la población pero, más específicamente, en pacientes vulnerables y personal sanitario, para poder evaluar la disminución de los anticuerpos generados una vez se ha recibido la vacuna. Se conoce que el tiempo juega en contra de la inmunidad producida y se está dando el preocupante caso de que personas que, tras un tiempo de ser vacunadas, sufren la enfermedad e, incluso, fallecen por la COVID. La información que nos de ese estudio será vital para poner en marcha el proceso de vacunación con la tercera dosis que va a ser más que necesaria. Ante esto el Gobierno de España no tiene nada previsto, como ha sido la tónica general en toda esta pandemia en la que el Ejecutivo ha ido tomado decisiones tarde y a rastras.

La prudencia, la humildad y la anticipación deberían guiar al Ejecutivo pero son la insensatez, la soberbia y el retraso quien marca el rumbo del desGobierno de Pedro Sánchez.

¿Por qué Pedro Sánchez no hace caso de los verdaderos expertos? Por ejemplo que escuche Margarita del Val, experta viróloga del Centro Superior de Investigaciones Científicas que pronostica la sexta ola de pandemia para finales de este mes de septiembre o principios de octubre. Súmese la aparición de nuevas variantes víricas que pueden poner en riesgo la efectividad de las vacunas.

¿Por qué Pedro Sánchez no hace caso a la mano tendida que le ofrece el Partido Popular y Pablo Casado? Es urgente la aprobación de la Ley de Pandemias que dote de seguridad jurídica a las Comunidades Autónomas para afrontar lo retos de la COVID-19 ante el abandono a su suerte al que las ha sometido el Gobierno Central por la falta de liderazgo de Pedro Sánchez escondiéndose tras las mismas y del Consejo Interterritorial. Ha sido un desastre el término y experimento de la “cogobernanza” acuñado por quien ve ya ve la política desde un barranco, Iván Redondo.

La Atención Primaria se ha visto sobrepasada y no ha superado los test de estrés a los que se ha visto sometida a lo largo de la pandemia. La falta de médicos es un dato objetivo y preocupante y, más teniendo en cuenta las jubilaciones de profesionales sanitarios que se van a ir produciendo en los próximos años sin que haya una reposición adecuada que es responsabilidad del Gobierno de España. La gestión este año de las plazas MIR ha sido y es un desastre.

Es sangrante lo que está sucediendo en la provincia de Ciudad Real en relación a la Atención Primaria a lo largo de este verano cuya situación se puede definir como descapitalizada y debilitada por la falta de médicos o las graves deficiencias en sus Centros de Salud.

Conocidas son las reclamaciones de los Alcaldes de Mestanza, Cabezarrubias del Puerto, Brazatortas, Hinojosas y Villamayor de Calatrava, a las que ha y que sumar las preocupantes situaciones vividas en Agudo, Puebla de Don Rodrigo, Alcoba de los Montes, Fontanarejo, Santa Quiteria, Arroba de los Montes, Navalpino, Horcajo y Calzada de Calatrava.

Ante todo esto, la “capa” basada en la cifra del 70% de vacunados no es más que una tirita que no puede tapar la mala gestión de Pedro Sánchez y la troupé política que le cuelga.

Pedro, por favor, disuelva la Cortes y convoque Elecciones Generales. Váyase. Dele la voz al Pueblo español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here