El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue diseñando un mapa que recoja los grandes centros que se pondrán en marcha para empezar a acelerar la administración de vacunas cuando empiece a incrementarse el número de dosis recibidas, de forma que serán los 22 municipios más poblados de toda la Comunidad Autónoma los que cuenten con espacios de este tipo.

Según ha explicado el director general de Salud Pública, Juan Camacho, el criterio técnico que se ha seguido es el de implementar centros de vacunación en todos los municipios de más de 15.000 habitantes, ya que se entiende que ese volumen de personas «ya justifica disponer de este punto específico de vacunación».

Así, en la provincia de Albacete habilitarán estos espacios la capital, Hellín, Villarrobledo y Almansa, y en Ciudad Real, además de la capital, Puertollano, Tomelloso, Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Manzanares, Daimiel, La Solana y Miguelturra.

Cuenca y Tarancón también habilitarán espacios, del mismo modo que Azuqueca de Henares y Guadalajara; mientras que en la provincia de Toledo, al margen de la capital regional, Talavera de la Reina, Illescas y Seseña también figurarán en el mapa.

En estos momentos, ha explicado, las delegaciones provinciales del Gobierno autonómico ya están trabajando en la evaluación técnica para ver cómo poner en marcha los grandes centros de vacunación de cara a elegir el punto más apropiado para arrancar. Eso sí, serán feriales, polideportivos o instalaciones sanitarias.

Tal y como ha apuntado Camacho, a finales de esta semana o el lunes ya se podrá conocer el listado completo de grandes espacios habilitados para acometer esta campaña de vacunación de los grupos que restan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here