Los vecinos de la calle La Paz de Tomelloso están hartos. Prácticamente la totalidad de las viviendas de la zona se ven afectadas por inundaciones cada vez que llueve. Agua en las cocheras, en el desagüe de los lavabos, en los patios internos y dentro de las casas. Esta es la situación que viven los afectados cada vez que caen “cuatro gotas”.

“En el mes de junio, me entraron 70 centímetros de agua en la cochera”, ha explicado Luis Fernández, uno de los vecinos de la zona, quien asegura que es necesario llamar a los bomberos cada vez que llueve para evacuar el agua que se acumula en la calle. Los desagües se llenan y las calles no se limpian, por lo que las hojas de los árboles los taponan, incrementando así la problemática.

Pero, ¿qué respuesta da el Ayuntamiento de Tomelloso? Según ha expuesto Luis, ha habido varias reuniones con miembros del consistorio, quienes argumentan que se trata de un “problema estructural del alcantarillado”. Además, prometen que buscarán una solución, e incluso han llegado a asegurar que ya están pidiendo presupuesto a empresas privadas para solventarlo.

“Son palabras que no van a ningún sitio, porque no toman cartas sobre el asunto”, ha reclamado Luis. Para los vecinos, resulta extraño que no funcione correctamente un sistema de alcantarillado que lleva instalado desde hace casi 15 años. Asimismo, aseguran que si la concejalía de Urbanismo dio el visto bueno para la construcción de las viviendas en la zona en su momento, entonces es el Ayuntamiento de Tomelloso quien debe hacerse cargo del problema.

Otra de las cuestiones que preocupa a los vecinos es que se calcula que arreglar el sistema de alcantarillado podría costar algo más de un millón de euros. “Es una obra necesaria, pero no tiene visibilidad pública”, ha dicho Luis, lo que podría dificultar el proceso debido a la tendencia que existe a aprobar solo grandes obras y reformas que todos los vecinos del municipio vean y recuerden.

POSIBLE ASOCIACIÓN VECINAL EN ESTA CALLE DE TOMELLOSO

Son numerosas las personas afectadas por estas inundaciones, que ya se han reunido en diferentes ocasiones y han hecho llegar una carta al concejal de Urbanismo para advertir que si no se toman medidas empezarán a organizarse en Asociación Vecinal. ¿El objetivo? Hacer presión y tomar acciones legales contra el ayuntamiento.

De momento, les han prometido que en el mes de enero empezarán las obras, pero no hay ninguna partida presupuestaria que lo confirme, por lo que han decidido que si en un plazo de un mes no ven más movimientos, crearán esta plataforma vecinal. Esta contaría con un mínimo de 30-40 viviendas iniciales, pero se prevé que se sumen más.

La situación les afecta en su día a día. Cada vez que llueve, dejan sus vehículos fuera por miedo a no poder sacarlos luego, y no pueden irse de viaje cuando hay previsión de lluvia por miedo a que sus casas se inunden mientras están fuera. “Nos intentan callar y darnos largas”, ha afirmado Luis, pero ellos tienen muy claro que quieren defender sus hogares y “dormir tranquilos”.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí