Un total de 180 personas murieron por suicidio en Castilla-La Mancha durante el año 2020, según los datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta cifra supone un incremento del 18,4% con respecto a los casos registrados el año anterior, y convierte al suicidio en la segunda causa más habitual de muerte por factores externos en la Comunidad. En relación con otras regiones, Castilla-La Mancha fue la octava en la que más muertes por suicidio hubo durante 2020.

El INE afirma que, de los fallecimientos por suicidio acontecidos en la región, 147 correspondieron a hombres y 33 a mujeres. Por franjas de edad, el mayor número de muertes se produjo entre los 50 y los 54 años (21 muertes), seguida por el grupo de entre 55 y 59 (20) y de 45 a 49 (17). No se produjo ningún caso en menores por debajo de los 15 años.

En cuanto al total nacional, en 2020 el suicidio se mantuvo en España como la primera causa de muerte externa, con un total de 3.941 fallecimientos (aumento del 7,4% con respecto a 2019). De ellos, 2.930 correspondieron a hombres y 1.011 a mujeres.

“LA SOCIEDAD NO SE LO PUEDE PERMITIR”

“Cuando alguien muere por suicidio, no quiere morir, quiere dejar de sufrir”, explica Mª Carmen Navarro, presidenta de la Federación de Salud Mental de CLM. Navarro añade que “desde el movimiento asociativo de SALUD MENTAL ESPAÑA seguimos reclamando la necesidad de poner en marcha un Plan Nacional de Prevención del Suicidio para abordar de forma transversal esta compleja problemática”. Y es que “no podemos permitirnos como sociedad la pérdida de 11 personas al día por suicidio. Es inasumible”, concluye la presidenta de la Federación.

Recientemente, la Confederación de Salud Mental España, a la que pertenece la Federación castellanomanchega, celebró el anuncio del Gobierno de España de poner en marcha de un teléfono de atención a la conducta suicida, público y gratuito, atendido por profesionales. Se trata de una reivindicación que el movimiento asociativo de SALUD MENTAL ESPAÑA llevaba cuatro años reclamando, con el objetivo de que las personas que lo necesitan puedan recibir ayuda en los momentos más críticos.

La Federación de Salud Mental de Castilla-La Mancha está formada actualmente por 18 Asociaciones y un socio colaborador, FUNDACIÓN FAMILIA, que cuentan con 3.766 socios/as (1.976 hombres y 1.970 mujeres), donde prestan sus servicios 240 trabajadores/as (82 hombres y 158 mujeres) y colaboran 160 voluntarios/as (52 hombres y 108 mujeres).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here