El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha insistido que mientras no haya restricciones de movilidad, las medidas que a nivel particular puedan implementar las comunidades autónomas para frenar el avance de la sexta ola de coronavirus no dejarán de ser «parches».

Durante la firma de un convenio con el rector de la UCLM, Julián Garde, ha recordado que el pasado año se adoptaron muchas restricciones a nivel autonómico y el virus «no se propagó», ya que la movilidad entre comunidades autónomas estaba vigente.

«El virus está vinculado a la movilidad y es libre. Si no nos planteamos restricciones serias de movilidad, las comunidades autónomas tampoco podemos pensar que a base de parches se arregla un problema», ha abundado.

García-Page, además, ha justificado el hecho de recuperar la mascarilla en espacios exteriores al hecho de que con el invierno recién entrado la gripe tendrá más presencia que el pasado año por el menor grado de restricciones, recordando que gracias al cubrebocas el pasado año por estas fechas se redujo mucho la incidencia de esta enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here