El precandidato a la Presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha asegurado que quiere seguir liderando el partido en la región de la mano de los afiliados, alcaldes, portavoces y miembros de las Juntas Locales, reivindicando que ha sido por su liderazgo el hecho de que el partido esté con perspectivas electorales que le colocan con opción de gobierno.

Así lo ha indicado en rueda de prensa en la sede del PP de Almansa, junto al presidente provincial del PP de Albacete, Manuel Serrano y el alcalde de la ciudad, Javier Sánchez Roselló, donde además ha destacado que quiere que el futuro Gobierno regional sea empático con la sociedad civil y esté de su lado.

Algo que, según ha recordado, el partido que lidera ha hecho durante los meses de pandemia, ya que «lejos de acomodarse y desaparecer» ha intensificado el contacto con el conjunto de la sociedad civil castellanomanchega, hablando con miles de colectivos del ámbito sanitario, educativo, cultural, deportivo, social, empresarial o agrícola, ha informado la candidatura en nota de prensa.

Núñez ha destacado que durante estos tres años de Presidencia se ha hecho un intenso trabajo «que ha dado sus frutos» y en el que han participado todos los afiliados, los alcaldes, los portavoces, los presidentes de las Juntas Locales, los presidentes provinciales o los cargos públicos.

Además, ha indicado que el PP sería «absolutamente fundamental» para que Pablo Casado conquistara el Gobierno de España, ya que el partido estaría en disposición de ganar las elecciones generales en la región y aportar un gran número de diputados nacionales a la alternativa política que Casado está construyendo para el país.

«En estos tres años ha quedado demostrado que la alternativa de cambio en España tiene el respaldo de la sociedad de Castilla-La Mancha y que la alternativa de cambio a Page en Castilla-La Mancha triunfaría, ganaría y gobernaría en 20 meses», ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here