El ministro de Agricultura, Pesca y Ganadería, Luis Planas, ha asegurado este jueves que llevará a final de año a Bruselas un Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) «inclusivo» y acordado entre todas la comunidades autónomas.

«No se trata de presentar 17 planes estratégicos, sino un plan estratégico nacional, donde todas las realidades productivas, agronómicas, de la agricultura, la ganadería y el mundo rural queden cubiertas», indicó.

Planas ha dicho este jueves, durante su visita a la Feria Internacional de Producción Animal (FIGAN), en Zaragoza, que dicho Plan se encuentra en una fase «muy avanzada» y que en octubre se celebrará un nuevo encuentro de la Conferencia Sectorial de Agricultura.

Asimismo, ha aprovechado para agradecer la labor de las comunidades autónomas, en particular la de Aragón y su consejero del ramo, Joaquín Olona, para defender los intereses de sus regiones y llegar a un acuerdo para la elaboración de esta estrategia común para la próxima Política Agraria Común 2023-2027, así como de las organizaciones agrarias, cooperativas y otras entidades que participan en dicho proceso.

«Va ser una buena PAC para España», ha subrayado Planas, quien añadió que España contará con 47.724 millones de euros y la posibilidad de hacer un análisis profundo de los sectores y subsectores y sus especificidades.

En esta línea, Planas ha reiterado que la nueva PAC, que es «el mayor esfuerzo de convergencia, redistribución y sostenibilidad en España desde 1992», contempla un incremento del 15% en las ayudas asociadas que reciben los sectores bovino, caprino y ovino.

ACUERDO

En estas reuniones entre las gobiernos autonómicos y el Ministerio se ha acordado reducir de 50 a 20 el número de regiones productivas para el reparto de los fondos de la PAC. En la Unión Europea, solo Finlandia, Grecia y Francia, junto con España, tienen más de una región. En este sentido, Planas ha reconocido que es «un paso importante», ya que «no se puede cambiar de la noche a la mañana».

CONVERGENCIA

Además, ha explicado que al final del periodo se producirá una convergencia de las ayudas del 85% dentro de cada una de las regiones y desaparecerán las «referencias históricas» -derechos históricos-, tal y como dicta la Comisión Europea, así «solo la realidad de las nuevas regiones será tenida en cuenta».

Los agricultores y ganaderos activos, es decir, los profesionales agrarios que perciben la PAC, podrán optar a estas ayudas por tres vías: estar dado de alta en el régimen especial agrario de la Seguridad Social por cuenta propia o demostrar que el 25% de sus ingresos proceden de la actividad agraria.

No obstante, por el hecho de que en algunas zonas la agricultura a tiempo parcial «desempeña una función social y medioambiental significativa», los beneficiarios que reciban un importe anual en concepto de ayudas directas igual o inferior a 5.000 euros, serán considerados agricultores activos, ha detallado Planas.

PLAN «INCLUSIVO»

Además, el ministro ha reiterado su apuesta por que el Plan Estratégico sea «inclusivo» y no «excluyente» y ha defendido que si solo percibieran la PAC aquellos profesionales que se dedican al 100% a la actividad agraria, «de los 630.000 perceptores actuales pasaríamos a 210.000», con lo que «cubriríamos unas necesidades pero no las del conjunto del país».

Por último, Planas ha mostrado su confianza en que las comunidades autónomas llegarán a un acuerdo: «Habrá Plan Estratégico Nacional en Bruselas sí o sí por responsabilidad. Ni el Gobierno ni este ministro va a dejar que los agricultores no cobren en 2023».

«Hay que llegar a una síntesis, y si no hay síntesis, no hay Plan Estratégico y por tanto no hay cobro de la PAC en España. Por lo tanto, es un elemento fundamental», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here