La defensa de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha presentado este mismo martes coincidiendo con su declaración en calidad de imputada en ‘Kitchen’ un escrito en el que apunta que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas –perjudicado en el espionaje que se investiga– carece de credibilidad, y en el que subraya que el trabajo del inspector que dirigió las pesquisas en Gürtel, Manuel Morocho, no se resintió cuando fue adscrito temporalmente a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía (DAO).

Con este escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la representacin legal de Cospedal pretende que el juez Manuel García-Castellón y los fiscales de esta pieza 7 de Tándem tengan «una total información sobre la absoluta falta de credibilidad del señor Bárcenas». Para eso, aporta además una serie de documentos con el objetivo de que sean tenidos en cuenta en la declaración de la que también fuera ministra de Defensa.

En esta pieza separada se investiga el operativo ‘Kitchen’, que se organizó en 2013 con el objetivo de sustraer documentación a Bárcenas que era sensible para dirigentes y para el propio PP. Para ello, desde Interior se utilizaron fondos reservados para ponerle un sueldo de 2.000 euros al chofer del extesorero para tenerle como confidente.

Así, para tratar de echar por tierra las sucesivas declaraciones de Bárcenas, aportan noticias de prensa que versan sobre la investigación interna que hizo el PP a instancias de Cospedal sobre los posibles sobresueldos en negro, la sentencia sobre la demanda interpuesta por la exdirigente popular contra Bárcenas por intromisión ilegítima en su derecho al honor, y diferentes escritos de la formación en los que solicitaba personarse como acusación en causas relativas a ‘los papeles de Bárcenas’.

En cuanto a Morocho, la defensa de Cospedal indica que a pesar de que en sus declaraciones de junio ante García-Castellón dio a entender que su adscripción a la DAO en 2015 fue un intento de entorpecer la investigación de la trama Gürtel, realmente ese hecho tuvo «nula incidencia» en relación a la investigación de ‘Época I’ de Gürtel y la investigación que se siguió por el pago de la reforma de la sede del PP con dinero de la ‘caja B’.

«Lo cierto es que cuando el Sr. Morocho fue adscrito temporalmente a la DAO, ya había concluido la instrucción de ambas piezas relacionadas con el Sr. Bárcenas, por lo que -insistimos- su adscripción temporal a la DAO -que es posterior- ninguna incidencia pudo tener sobre su labor investigadora», indica el escrito.

LAS CONTRADICCIONES DE BÁRCENAS

El abogado de la exdirigente del PP indica además que el que fuera tesorero de la formación ha ido cambiando de versión según han pasado los años y las diferentes pesquisas, y recuerda que en su declaracion de 2013 ya se desdijo de lo declarado ante la fiscalía. «Es en aquel entonces cuando reconoce ser el autor de los ya conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ y cuando aporta un pendrive y varios documentos en papel con los que pretende otorgar credibilidad a su mal denominada contabilidad», añade.

Y para apoyar esa falta de credibilidad destaca que los informes de la IGAE, que añade a la documental, llegan a conclusiones totalmente contradictorias y opuestas a los informes de la UDEF-BLA y, por tanto, a lo manifestado por Bárcenas en esa declaración, y ponen de relieve «incongruencias» es esa contabilidad paralela del tesorero.

Tras citar varios autos y sentencias más, concluyen que está acreditada «la total falta de credibilidad y verosimilitud de las declaraciones vertidas por Bárcenas» en su última declaración ante el juez de ‘Kitchen’ así como en los anteriores días «que constituyen la decimocuarta versión de los hechos que éste proporciona, y en la que ha incurrido en numerosas contradicciones relativas a la existencia de las grabaciones, la identidad de las personas que conocían la existencia de las supuestas grabaciones, el encargo realizado a Isidro S.S., el precio pagado por el encargo y el resultado del supuesto encargo realizado a este interno».

Esta semana pasarán por la Audiencia Nacional tanto Cospedal como su marido, Ignacio López del Hierro, o su jefe de Gabinete, José Luis Ortiz, y deberán responder ante el juez sobre las menciones que el comisario José Manuel Villarejo dejó estampadas en sus libretas y en las que apunta a que tanto ello como el resto tenían conocimiento de todo lo que rodeó al asunto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here