El Gobierno de Castilla-La Mancha se marca como objetivo para 2025 eliminar el libro de texto en los centros educativos de la región dentro de su estrategia de digitalización.

Así lo ha anunciado el presidente regional, Emiliano García-Page, en la inauguración de la jornada ‘Castilla-La Mancha en digital. Digitalización e Innovación para impulsar la competitividad’, organizada por Telefónica.

Castilla-La Mancha también se compromete a que, en 2025, el 100% de la región esté conectado digitalmente y a la desaparición del papel en la administración pública. «Todos los trámites se harán de forma digitalizada», ha apuntado García-Page, quien ha garantizado que habrá «un periodo de adaptación» para aquellas personas que tengan dificultades para llevarlo a efecto.

El presidente castellanomanchego ha asegurado que las cosas «están cambiando muy deprisa» y se ha mostrado partidario de intentar reflexionar sobre los riesgos que tiene la digitalización.

Una de las preocupaciones de García-Page es la seguridad, convencido de que «las grandes guerras» se van a producir «entre cables o antenas». «No es ninguna broma, hay que invertir mucho en ciberseguridad» y España, ha dicho, tiene que tomarse esto «mucho más en serio», incluso, ha abogado por que Europa construya un espacio de ciberseguridad europeo en condiciones porque esto «hace Europa».

Un contiene, ha recordado, al que se le amenaza a veces desde el otro lado del Atlántico o se le amenaza desde Asia o Rusia porque Europa es «una enorme potencia económica, industrial, de consumo, tecnológica y, sobre todo, de ciencia y cultura». «Seguimos siendo para mucha gente, probablemente el enemigo a batir».

En segundo lugar, al presidente castellanomanchego también le preocupa que la digitalización «nos haga renunciar a una sociedad presencial». «Diseñar una sociedad en la que dejemos de mirarnos a la cara o de hablar entre nosotros, es una sociedad que rompe la socialización y que, sobre todo, nos impide a los españoles controlar una parte fundamental, incluso del mercado del trabajo», ha avisado.

Es por ello que ha apostado por que se establezcan normas de control, de manera que si se hace teletrabajo en las grandes empresas «esto se quede en España», porque puede pasar, ha advertido, de que mucho trabajo se pueda hacer desde Filipinas, algo que «nos deja en precario como país».

340 MILLONES DE INVERSIÓN EN CINCO AÑOS

Por su parte, el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, ha subrayado la apuesta por la compañía en el desarrollo de la conectividad y la digitalización en Castilla-La Mancha. En este sentido ha recordado que Telefónica ha invertido en la región más de 340 millones de euros en los últimos cinco años, lo que ha permitido, entre otros logros, el despliegue de la fibra para un millón de hogares y que cien municipios puedan disponer de tecnología 5G.

En este contexto, ha apuntado que Telefónica sigue trabajando con las administraciones públicas y empresas «startup» para avanzar en la digitalización, así como en la formación con diversas líneas de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha.

Gayo ha destacado la aceleración de los procesos de digitalización y conectividad durante el periodo de pandemia por COVID-19, al tiempo que ha advertido de que es «vital» prolongar esta inercia y seguir desplegando infraestructuras aprovechando los fondos de recuperación de la Unión Europea.

No obstante, ha añadido, estas «oportunidades» conllevan afrontar otros retos, como la formación de los trabajadores y las pymes en el mundo digital, así como el refuerzo de la ciberseguridad. Todo, ha concluido, para alcanzar una digitalización «sostenible, igualitaria y justa».

UN PROCESO SUSTENTADO EN LOS FONDOS ‘NEXT GENERATION’

Por su parte, el concejal de Fondos Europeos, Empleo y Régimen Interior, Francisco Rueda, ha explicado que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España a través de los Fondos Europeos ‘Next Generation’ va a permitir el desarrollo de un amplio número de proyectos de digitalización e innovación que supondrán el espaldarazo definitivo a una ciudad del siglo XXI.

«En el Ayuntamiento no estamos al margen, ya en julio de 2020 nos adherimos a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes y este año hemos conseguido financiación para desarrollar un Plan de Sostenibilidad Turística en Destino», ha dicho.

Este Plan, como ha especificado el responsable municipal de Fondos Europeos, cuenta con un eje estratégico de digitalización que contempla la transformación de la oficina de turismo en una oficina del siglo XXI, la puesta en marcha de una plataforma digital de servicios a disposición del visitante, señalética digital y realidad aumentada para hacer más cercano y visible el patrimonio, además del desarrollo de una plataforma de análisis de datos que facilite la toma de decisiones tanto en el sector turístico público como privado.

También, en el mismo marco de los Fondos ‘Next Generation’, el Ayuntamiento de Toledo ha presentado proyectos para la digitalización del comercio y creación de un ‘City Card’, así como para la digitalización del tráfico y el control de zonas de bajas emisiones; una serie de propuestas presentadas ya por el Ayuntamiento a la espera de resolución.

Por último, Francisco Rueda ha avanzado que en estos momentos «estamos preparando una solicitud de fondos europeos para digitalización de entidades locales, y vamos a llevar a cabo en 2022 un programa de alfabetización informática para superar la brecha digital de ciertos colectivos, como personas mayores, jóvenes sin cualificación, desempleados de larga duración y grupos vulnerables», ha dicho.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí