El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, se ha mostrado rotundo a la hora de rechazar el trasvase de agua del Tajo al Segura, asegurando que para que la región pueda trasvasar primero tendría que recibir recursos hídricos.

«No estoy a favor del trasvase. Lo he dicho siempre. Ni 38 ni 15 hectómetros cúbicos. Para que nosotros podamos trasvasar alguien nos tiene que trasvasar a nosotros desde la cuenca del Ebro, por ejemplo», ha dicho Nicolás, preguntado por los medios antes de reunirse con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, sobre el trasvase que se va a aprobar este miércoles.

Y es que el líder de la patronal castellanomancehga ha justificado su rechazo a la derivación de agua al Levante argumentado que en los municipios ribereños de Castilla-La Mancha se abastecen con camiones cisterna.

«No pude ser que gente en la ribera de los pantanos esté siendo suministrada todos los años con cubas de agua porque no hay recursos para atender sus necesidades. No puedo entenderlo», ha insistido Nicolás.

«Volveré a ser políticamente incorrecto, pero no entiendo las últimas declaraciones del presidente de Murcia que decía que peligraba el suministro de agua a los hogares cuando siempre se ha dicho que ese agua era exclusivamente para uso de regadío. Hoy ya conocemos que no, que era lo que muchos decíamos, que ese agua se utilizaba absolutamente para todo», ha concluido Nicolás.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí