La almagreña Galería Fúcares inauguró el sábado 23 de octubre, la exposición “Ninguna ruta marcada”, del fotógrafo Antonio Guerra. Esta exposición viene a relevar a la exposición colectiva dedicada al famoso bodegón del cardo del pintor toledano barroco Juan Sánchez Cotán, la exposición más interesante de todo este año en Castilla La Mancha, la cual no ha tenido la difusión mediática e institucional que merecía. La muestra en esta prestigiosa galería, la más longeva de la región, se podrá presenciar hasta el 11 de diciembre.

Antonio Guerra, Zamora (1983): Su trabajo ha sido expuesto individualmente en instituciones y centros de arte contemporáneo como el Centro Niemeyer de Asturias, DA2 de Salamanca, Sala Amárica de Vitoria, Centro Leonés de Arte y Festival PhotoEspaña de Madrid, entre otros. Ha sido nominado para el programa europeo Futures, participa en festivales como la Bienal de Artistas del Mediterráneo en Ancona, Italia y en Tesalónica, Grecia, Outono Fotográfico Ourense y Encontros Da Imagem Braga, destacando entre sus exposiciones colectivas las realizadas en Breda Photo Holanda, Círculo de Bellas Artes de Madrid, CA2M Móstoles, Instituto Cervantes de Madrid y la Embajada de España en Cuba. Por su trabajo ha recibido la beca de Artes Plásticas del MUSAC de León, la beca Pilar Juncosa & Sothebys de La Fundación Joan Miró, la beca Fundación Villalar, Ayuda a la Creación de la Comunidad de Madrid, Ayuda a la Creación VEGAP y la beca Roberto Villagraz de EFTI. Además, ha sido artista residente en la Casa de Velázquez Academia de Francia en Madrid y su obra se encuentra presente en colecciones públicas como MUSAC, CA2M, DA2 Salamanca, Fundación Arantzazu Gaur o Centro Leonés de Arte. Su trabajo ha sido premiado con el premio Jóvenes Creadores de Madrid y de Salamanca, certamen de Arte Pancho Cossío de Cantabria y el certamen Arte Joven de Castilla y León, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here