Esta noche en distintos países se representarán una vez más distintas tradiciones a lo largo del globo, como por ejemplo la tradición española de las doce uvas en Nochevieja:

Se cuenta que todo comenzó en 1882. En esa época la clase burguesa solía beber champán y comer uvas durante la cena de Nochevieja. Un grupo de madrileños decidieron ironizar esta tradición acudiendo a la Puerta del Sol para comer uvas acompañados del sonido de las campanadas.

Otra teoría remonta la tradición a 1909. Ese año hubo muy buena cosecha de uva, y los productores decidieron dar más salida al producto vendiéndola como “uvas de la suerte”, una de las primeras operaciones de marqueting a gran escala. A lo largo de los años la tradición se ha ido puliendo. Hoy día mucha gente dice que las uvas simbolizan la abundancia y cada vez que se come una hay que pedir un deseo. En total 12 deseos.

La Nochevieja y las distintas tradiciones y rituales

Son rituales que nos permiten recibir el nuevo año con esperanza, y en cada país o zona se siguen unos rituales concretos cuyos orígenes se pierden en el tiempo. Así reciben el nuevo año en distintos paises:

Estados Unidos, también están pendientes del reloj o una cuenta atrás que les indica cuánto falta para despedir el año, dando la bienvenida al nuevo besándose efusivamente. Times Square (en Nueva York) es el punto de todos los EEUU que reúne a más personas (más de un millón) que desde varias horas antes llegan hasta allí para coger un buen sitio, por lo que desde siete las siete de la tarde ya se están realizando actuaciones para amenizar la espera de los que ya han llegado.

En el Reino Unido: varias son las tradiciones con las que sus habitantes celebran la Nochevieja y depende de dónde te encuentres hacen cosas diferentes. En las zonas más rurales muchas personas acostumbran a salir de sus casas e ir a visitar a familiares y amigos como símbolo de buena suerte. Portan consigo algún presente en forma de dulce, licor e incluso un trozo de carbón como símbolo de buenaventura para el nuevo año. Los más supersticiosos acceden a las casas por la puerta trasera. En Londres son miles las personas que se agolpan bajo el Big Ben o quienes lo hacen en Piccadilly Circus o Trafalgar Square, dos de sus más insignes plazas. Allí dan la bienvenida al año abrazándose y cantando al unísono una tradicional canción escocesa titulada ‘Auld Lang Syne’.

En Francia: también suele reunirse las familias y grupos de amigos y tras una opípara cena (conocida como ‘Réveillon de la Saint-Sylvestre’) celebran la entrada del nuevo año cantando, abrazándose y dándose un beso bajo el muérdago mientras brindan con champán. Muchas personas se desplazan hasta las inmediaciones de la Torre Eiffel o los Campos Elíseos donde lo celebran encendiendo fuegos artificiales y haciendo mucho ruido con trompetas, pitos, etc…

En Italia: en Nochevieja o ‘Notte di Capodanno’ es típico cenar un plato de lentejas y muchas son las familias que despiden el año deshaciéndose de muebles y enseres viejos que ya no les sirven (en algunos lugares llegan a tirarlos incluso por la ventana).

Los daneses: en Fin de Año no ganan para vajillas, ya que su tradición marca que han de romper los platos utilizados tras la cena. También hay quien continúa realizando una antigua tradición de subirse a una silla y saltar de ésta tras la última campanada.

En Alemania se acostumbra a servir raciones abundantes de cena, ya que la tradición marca que han de dejarse una parte sin comer, como símbolo de asegurarse algo de alimento para el próximo año.

Así como en muchos países (entre ellos España, México, Italia…) es costumbre ponerse ropa interior de color rojo, en Perú lo tradicional para Nochevieja es ponérsela amarilla y del revés. Muchos son lo que, coincidiendo con la última campanada, pasan por debajo de la mesa a cuatro patas.

Curiosamente en Chile hay muchas familias que celebran la Nochevieja cenando lentejas y despidiendo el año con las doce uvas, tradiciones que han recibido del flujo migratorio de italianos y españoles que hasta allí viajaron.

En Filipinas no es tradición llevar ropa interior de color, pero sí ir vestido con lunares para despedir el año, ya que éstos simbolizan la circunferencia de las monedas y es una manera de atraer el dinero para el nuevo año.

En Japón despiden el año también con campanadas, pero no son las doce tradicionales que por aquí tenemos (sin contar los cuartos, claro). Los nipones hacen tocar las campanas de sus templos budistas 108 veces, un número sagrado en el budismo ya que este número simboliza los defectos humanos. Esta tradición es conocida como Joya no kane.

Más tradiciones de Nochevieja:

Existen diversos ritos y tradiciones para recibir el año nuevo con buen pie. Muchos nos marcamos nuevos objetivos y otros quieren que sus deseos se cumplan en el año venidero.

Otras costumbres y rituales:

Atraer la buena suerte: Llevar ropa interior roja. Se cree que esta costumbre viene de China y Vietnam. En esto países se llevar ropa interior roja o amarilla atrae a la buena energía.

Prosperidad económica: Llevar dinero en el zapato o bien lavarse las manos con cava y azúcar.

Si uno de tus objetivos es viajar más: sacar las maletas y dejarlas fuera frente a la puerta de casa.

Para conseguir amor: Encender velas blancas, rojas y verdes y dejarlas encendidas hasta que se consuman.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí