La Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla-La Mancha, organismo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha cursado en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir solicitud de autorización para la construcción de la variante norte de Puertollano, que en principio formaría parte del proyecto de Autovía A-43 Extremadura-Comunidad Valenciana.

El anuncio de información pública de este proyecto ha sido trasladado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, órgano del Ministerio para la Transición Ecológica, que con fecha de 20 de septiembre ha dado traslado a las administraciones locales, entre ellas el Ayuntamiento de Puertollano (Ciudad Real), para su exposición pública en un plazo de 20 días.

Este paso administrativo se conoce apenas una semana después de que trascendiera la resolución de la Dirección General de Carreteras que opta por aparcar la construcción de la autovía Mérida-Ciudad Real, técnicamente aún en estudio, para realizar obras de adecuación de la N-430 como carretera convencional.

La construcción de la variante norte de Puertollano es una de las reivindicaciones del tejido socioeconómico de Puertollano tras la finalización de la autovía A-41 que conecta con Ciudad Real.

De materializarse finalmente, esta variante conectará la autovía A-41 con el polígono industrial de La Nava de Puetollano.

Este proyecto fue adjudicado en 2011 por el entonces Ministerio de Fomento a la empresa Amberg Engineering por un importe de 1,6 millones de euros, pero permaneció paralizado administrativamente en el ínterin de los cambios de gobierno, poco después de que en 2018 el Ministerio publicara en el Boletín Oficial del Estado la resolución por la que se aprobó el expediente de información pública y, definitivamente, el documento técnico del proyecto y estudio de impacto ambiental con un presupuesto base de licitación de casi 101 millones de euros, IVA incluido.

13 KILÓMETROS

El proyecto de variante evaluado, uno de los cinco que inicialmente se plantearon, conecta con la autovía A-41 y la carretera N-420 hacia Córdoba, así como con el viario existente mediante dos enlaces, uno en la carretera CM-4110 y otro en la zona final que conecta con la N-420.

La variante, que tendría una longitud de 13,08 kilómetros con las características de una autovía AV-100, salva la Sierra Decarada de la Santa mediante un túnel bitubo de 1.700 metros de longitud total.

Además, el trazado de la nueva variante salva el río Tirteafuera, el arroyo de la Gila y la vertiente de los Zahurdones mediante estructuras suficientes, dándose continuidad a dichos cauces.

La rasante se ha ajustado para equilibrar el movimiento de tierras.

Así, se ha calculado que será necesario que el volumen aproximado de tierras para terraplén sea 1.567.113 metros cúbicos y un desmonte de 1.365.988 metros cúbicos.

Además a estos cálculos deberán añadirse 261.750 metros cúbicos procedentes de la excavación en túnel.

El proyecto se desarrolla en los términos municipales de Puertollano, Argamasilla de Calatrava y Almodóvar del Campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here