Castilla-La Mancha goza hoy en día de una estabilidad en sus hospitales con 129 camas ocupadas y 38 personas en UCI por COVID-19, lo que le permite, según ha asegurado su consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, no implantar restricciones en Navidad, como ya adelantó este miércoles el presidente regional, Emiliano García-Page.

No obstante, ha advertido de que el Gobierno va a estar vigilante por si tuviera que adoptar algún otro tipo de medidas. En plena sexta ola, y después de la conferencias de presidentes, se ha reunido este jueves el Consejo de Gobierno en un encuentro extraordinario.

La incidencia acumulada a 7 y 14 días, la capacidad asistencial sin superar el 17% de UCIs ocupadas y el 10% de camas ocupadas y la positividad serán los parámetros que la región vigilará para tomar o no nuevas medidas.

En rueda de prensa, Fernández Sanz ha informado de que en los hospitales de Castilla-La Mancha, en las últimas 24 horas, han ingresado 17 personas, lo que «nos garantiza» una estabilidad. Además, hoy hay en 129 camas ocupadas y 38 personas en UCI. «Castilla-La Mancha mantiene la capacidad asistencial por debajo de la media tanto en camas como en UCIs», ha insistido el consejero.

Aunque ha admitido que hay más casos, ha dicho que sin embargo la región goza de una estabilidad en la asistencia hospitalaria. «La mejor restricción que debemos seguir poniendo en marcha es la vacunación, que es lo que nos diferencia del año anterior», ha apuntado el titular de la Sanidad regional.

«Estamos en este momento viviendo la demanda de urgencias hospitalarias y de visitas a los centros de Atención Primaria mayor que posiblemente hayamos tenido en los últimos diez meses», ha dicho.

A modo de ejemplo, ha señalado que un hospital de la región que habitualmente tiene 230 urgencias al día, este miércoles tuvo más de 500. De todas las personas que acudieron al servicio de urgencias, sólo ingresó una por COVID, y el 86 por ciento de las personas a las que se hizo PCR eran negativas.

También ha asegurado que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma con menos incidencia, 374 casos por 100.000 habitantes a 14 días y 193 a 7 días. «Es una posición que nos da un margen de maniobra algo mayor», ha recalcado.

RESIDENCIAS

En las residencias, sólo 35 personas están contagiadas por COVID hoy en día, por eso –ha dicho– es «muy importante» la responsabilidad en estos centros. Ha recomendado que las visitas a los mayores se hagan «con prudencia», con la mascarilla puesta y manteniendo la distancia. En casa, también habrá que extremar las precauciones, ha avisado Jesús Fernández Sanz.

Dicho todo ello, el consejero ha manifestado que la situación de Castilla-La Mancha permite al Gobierno no tomar otras restricciones que sin embargo sí se puedan tomar en otras comunidades. «No habrá aforos ni limitación de hora», ha dejado claro el consejero, que ha advertido de que si las circunstancias cambian se tendrían que cambiar las medidas. «Sigamos con la responsabilidad», ha pedido.

En este momento, en la región, la incidencia mayor está en las personas entre 20 y 39 años. Por ello, ha pedido a ese rango de edad que se vacunen y que lo hagan con la tercera dosis en cuanto se empiece a hacer el llamamiento por parte de las autoridades sanitarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here