El mes de diciembre ha dado comienzo al invierno meteorológico con la llegada de un sistema frontal que atravesará la Península de noroeste a sureste y a su paso dejará precipitaciones y frío polar tras de sí, ya que la masa de aire procede de latitudes altas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que diciembre empieza con tiempo «muy propio» de invierno y con nevadas en cotas bajas de la mitad norte sobre todo este jueves.

El frente se intensificará a lo largo del miércoles por la tarde y tanto en Galicia, el Cantábrico como en Pirineos las precipitaciones podrán ser fuertes, persistentes y con tormentas. Desde allí se irán extendiendo al sureste pero el portavoz no espera que lleguen a Andalucía ni a las regiones mediterráneas. En Baleares no descarta, sin embargo, que se produzca algún chubasco vespertino. Al final del día la cota de nieve se situará en unos 1.000 metros en el norte y 1.200 en el centro.

El jueves espera que el tiempo siga variable y que las temperaturas bajen de forma significativa y el viento soplará desde el norte, al tiempo que seguirán los chubascos en el tercio norte peninsular, localmente fuertes, persistentes y tormentosos en las comunidades cantábricas.

Asimismo, seguirán las precipitaciones en los sistemas Central e Ibérico y en las sierras del cuadrante sureste, aunque en esas zonas tenderán a remitir, mientras que en Baleares se producirán chubascos fuertes que pueden llegar también, de forma más débil al litoral de Cataluña.

Con esta situación se dará un descenso de la cota de nieve que quedará el jueves en torno a los 500 o 700 metros en el tercio norte. Incluso puede nevar en cotas más bajas en el Cantábrico oriental y en el entorno de los Pirineos. En el sistema Central la cota de nieve llegará a los 500 a 700 metros.

Del Campo avisa así de nevadas en capitales de provincia como León, Burgos, Vitoria, Pamplona, Ávila o Segovia, y con ello, habrá heladas en el interior de la mitad norte y zona centro e incluso «por el día muchas zonas de la mitad norte quedarán por debajo de los 10ºC de temperatura máxima».

De cara al fin de semana y el puente de la Constitución y de la Inmaculada, prevé que las temperaturas sean algo más altas pero con precipitaciones que serán «más probables» en el tercio norte, aunque también podrán extenderse a otras zonas de la Península, sobre todo a zonas de montaña. También añade que habrá durante los días del puente algunos chubascos en Baleares.

En concreto, el viernes y el sábado predominará el tiempo anticiclónico y seco en la mayor parte del país menos en el extremo norte, donde se repetirán las lluvias. El sábado también afectarán a los entornos de los sistemas Central e Ibérico, aunque la cota de nieve experimentará «una clara subida» respecto al día anterior y llegará hasta los 1.500 o 1.700 metros de altura.

De ese modo, subirán asimismo las temperaturas y las heladas durante la madrugada del sábado quedarán restringidas a zonas de montaña. El sábado a orillas del Mediterráneo se podrán incluso superar los 20 grados centígrados.

En cuanto al domingo, el portavoz prevé la llegada de vientos húmedos del noroeste que acumularán nubosidad y darán lugar a precipitaciones en el extremo norte peninsular que serán persistentes en el Cantábrico oriental y Pirineos occidentales.

Del mismo modo, avanza que también podrá llover en los entornos de montaña del resto de la Península con nevadas sobre todo en el área de los Pirineos y en el resto del país.

El domingo volverán a bajar las temperaturas sobre todo en la mitad norte y respecto a los siguientes días, del 6 al 8 de diciembre admite que hay una mayor incertidumbre en el pronóstico pero apunta que, en términos generales «no se espera una situación de tiempo estable y seco generalizado, sino más bien un tiempo algo variable».

De ese modo, pronostica precipitaciones «prácticamente aseguradas en el tercio norte durante los tres días más abundantes en el Cantábrico oriental y Pirineos occidentales y que podrían extenderse esta precipitaciones a otras zonas de la Península y Baleares, especialmente a zonas de montaña.

Las temperaturas por su parte subirán el lunes y el martes no tendrán grandes cambios pero el miércoles volverán a bajar, aunque en todo caso estarán en torno a lo normal para esta época del año.

Por último, sobre Canarias informa de que diciembre llega con precipitaciones en las islas montañosas y que las más intensas se registrarán en La Palma y Tenerife, mientras que durante el puente lo más probable es que haya nubosidad del norte de las islas de mayor relieve, con algunas lluvias por esas zonas y ambiente más soleado en el sur de las islas. Las temperaturas seguirán sin cambios y predominarán los vientos alisios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here