El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha aspira a retener al mayor número de los profesionales sanitarios que ha contratado para luchar contra la pandemia del COVID-19, y cuyos contratos están prorrogados hasta el 31 de diciembre de este año, a fin de ofrecerles condiciones laborales «lo más estables posibles».

Así lo ha indicado el responsable de Recursos Humanos del Sescam, Íñigo Cortázar, preguntado durante la rueda de prensa que ha ofrecido este martes sobre el futuro de estos sanitarios contratados por el COVID.

Cortázar ha indicado que el pico máximo de contrataciones fue de 9.223 profesionales y que el grueso de ese personal adicional «continúa y parte no, porque han conseguido contratos mejores en otros servicios de salud».

Respecto al futuro de los que siguen contratados de manera temporal, pues las contrataciones se revisan cada trimestre, muchos de ellos consolidarán su plaza en las oposiciones convocadas e «irán a reforzar la plantilla de Atención Primaria».

Tras asegurar que a la hora de dar continuidad a estos profesionales primará el criterio de lucha contra la pandemia y no el presupuestario, ha asegurado que les comunicarán lo antes posible si son renovados o no «para que puedan organizarse su vida laboral».

Sin llegar a ofrecer el dato concreto, el responsable de Recursos Humanos ha defendido que el Sescam ha realizado las contrataciones «máximas posibles» hasta el punto de que un tercio de los trabajadores del Sescam «fueron nombramientos COVID».

«Somos la comunidad autónoma que mayor esfuerzo de contratación ha hecho en proporción a su plantilla. Queremos que el sistema esté reforzado para resistir las sucesivas olas y la plantilla tenga un horizonte temporal de contratación estable para que pueda organizar su vida laboral», ha insistido.

31,8% DE PROFESIONALES MÁS

Cortázar, que ha informado de los distintos procesos que afectan a los profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, así como del estado general de las contrataciones tras cinco olas de pandemia y de las claves en cuanto a la dimensión de las mismas, ha recordado que el presupuesto en el capítulo de personal que había a la llegada del Gobierno de Emiliano García-Page en 2015 era de 1.265 millones de euros, mientras en la actualidad, el presupuesto es de 1.758 millones de euros, un 48,7 por ciento más.

Asimismo, los efectivos que trabajaban en 2015 eran 27.988, mientras que en la actualidad son 36.904, un 31,8 por ciento más. También ha incidido en la formación de especialistas, con 194 plazas en 2015 y 443 en la actualidad, un 128 por ciento más.

Según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional, el director general de Recursos Humanos ha explicado que los procesos que afectan en una medida u otra a los profesionales del Sescam son tres en estos momentos: la bolsa de trabajo, el concurso de traslados y las Ofertas Públicas de Empleo.

«La semana pasada cumplimos con el compromiso adquirido en la comisión de seguimiento del 30 de marzo, de comenzar la baremación el 1 de septiembre», ha dicho respecto a la bolsa de trabajo, añadiendo que ya se están baremando y mecanizando las solicitudes correspondientes a la actualización de noviembre de 2019.

«Es intención del Sescam reducir este decalaje de dos años a 1 de enero de 2022 y completar la actualización completa para los llamamientos de verano de 2022», ha aseverado el director general de Recursos Humanos.

Respecto al concurso de traslados, una de las principales herramientas de conciliación con los que cuenta el Sescam al permitir que los profesionales voluntaria y definitivamente se acerquen a sus lugares de residencia, ha dicho que el de 2020, el pasado 9 de agosto se publicó la adjudicación provisional para no perder ni un minuto en su resolución.

OFERTAS PÚBLICAS DE EMPLEO

En relación a las Ofertas Públicas de Empleo, Cortázar ha indicado que el Gobierno de la región «está inmersos en la mayor operación de consolidación de empleo de la historia de Castilla-La Mancha».

En la actualidad 3.225 plazas de 64 categorías están en diferentes grados de desarrollo que «van a suponer que desde el mes de octubre y durante prácticamente todo el 2022 se estén celebrando exámenes de oposición en nuestra Comunidad», ha explicado Cortázar, que ha añadido que hay un total de 44.464 solicitudes con 12.913 de ellas para Enfermería o 5.813 para pinches.

Así, las fases de desarrollo se realizarán en tres tandas. En la primera afectará a 21 categorías, 20 de especialidades médicas y una para pinches.

La segunda tanda, primer trimestre de 2022, estará destinada a profesionales sanitarios de grado y técnicos: Enfermería, TCAES, Fisioterapeutas, Matronas y Terapeutas Ocupacionales.

Por último, de las tandas 3 y 4, se irá informando a medida que se desarrollen el resto por la intención de culminar esta OPE a lo largo de 2022.

Con todo ello, se conseguirá reducir la temporalidad a la mitad, es decir del 25,3 por ciento actual al 12,5 por ciento.

Tras precisar que hay que sumar las OPES 2019 y 2020, pendientes de desarrollo, que dejarán una temporalidad del 7,7 por ciento, ha dicho que, en paralelo a estos procesos, en un contexto de difícil captación de especialistas, Castilla-La Mancha combina las estrategias a largo plazo con medidas a corto plazo para conseguir convertirse en un destino atractivo.

Así, en 2021 se está reforzando y ampliando el Plan de Perspectiva Contractual al ofrecer más de dos años de contrato, a especialidades de Medicina y Enfermería.

«El resultado ha sido muy satisfactorio al haber logrado que «150 de nuestros especialistas médicos se queden con nosotros, un 21 por ciento más que en 2020, a los que hay que sumar aquellos especialistas de otras comunidades que han venido a la región atraídos por las condiciones laborales», ha concluido Cortázar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here