La Consejería de Educación, Cultura y Deportes mantiene que, tal y como están redactados los borradores de evaluación, los docentes tienen la capacidad suficiente para saber si los alumnos han adquirido las competencias necesarias para pasar de curso con asignaturas suspensas y afrontar el siguiente con «garantía de éxito mínimo».

«Confiamos en los docentes que en la evaluación establecerán la decisión de promocionar o no», ha defendido el viceconsejero de Educación, Amador Pastor, que este miércoles ha comparecido en las Cortes para dar cuenta sobre comienzo del curso escolar 2021-2022, en sustitución de la consejera del ramo, Rosa Ana Rodríguez, que ha participado en la apertura del curso de la UCLM celebrado en Albacete.

En este marco, y después de que la diputada de Ciudadanos Elena Jaime alertara de que esta decisión, además de generar desigualdad entre los alumnos, carga de responsabilidad a los docentes, el número ‘dos’ de Educación en la región ha pedido no hacer «novedad» con una cuestión que ya estaba recogida en la ley, como es el pasar de curso con materias suspensas, precisando que donde puede haber modificación es en los borradores de evaluación.

Pastor ha explicado que, de momento, se trabaja en borradores, ahora sobre el currículo de Educación Infantil y próximamente sobre otras etapas educativas, y ha defendido que el Gobierno de Castilla-La Mancha, «como no puede ser de otra forma» cumplirá la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe), pues no hacerlo sería «irresponsable».

«Por ello, seguiremos trabajando con las comunidades autónomas y con el Ministerio en la mejor definición de los preceptos que regulen la evaluación en el desarrollo de la Lomloe. Trabajaremos igualmente a la velocidad que marquen los borradores y los reales decretos de los currículos».

ESTUDIAR LA SALUD MENTAL DE ALUMNOS Y DOCENTES

Ha sido la diputada de Ciudadanos la que ha abierto el turno de intervención de los grupos reclamando a la Consejería de Sanidad un estudio de salud mental de alumnos y docentes, para ver de qué manera les ha afectado la pandemia, y mostrando preocupación por la reducción de las distancias de seguridad en las aulas, dado el mayor porcentaje de contagios que conlleva la variante Delta.

También ha alertado de que la calidad educativa ha caído en los últimos dos años, preguntando por las clases de refuerzo de las que habló la consejera para recuperar los aprendizajes imprescindibles no alcanzados. A renglón seguido, se ha mostrado decepcionada por el hecho de que el programa PROA+ solo sea para centros que presentan dificultad educativa.

De igual modo, y tras lamentar que la Lomloe vaya a terminar con cultura del esfuerzo, ha alertado de que se ha dejado de hacer evaluaciones externas y que la nueva ley no las contempla hasta el curso 2023/2024.

Respecto a la Formación Profesional, a Jaime la gestión que de ella hace la Consejería se le antoja «ineficiente» y ha preguntado al viceconsejero cuál ha sido la demanda y si el Ejecutivo ha tenido capacidad para satisfacer todas las necesidades. También le ha preguntado si la Consejería ha contado con empresas de la región a la hora de ofertar esas plazas.

EL PP, CONTRA EL CIERRE DE ESCUELAS

Mientras, el responsable de Educación del PP, Benjamín Prieto, que también ha reclamado al viceconsejero «claridad» para que las familias sepan cuánto antes cómo va a ser el proceso de evaluación con la entrada en vigor de la Lomloe, ha arrancado su intervención lamentando la «demagogia» del Gobierno regional en la apertura de la Escuela Rural de Jábaga cuando «las está cerrando en otros lugares».

El diputado del PP, que asimismo ha criticado el incumplimiento del Ejecutivo regional en la reducción de las ratios, se ha interesado por si los docentes con jornada parcial pueden acceder a otros trabajos, al tiempo que ha lamentado que 90 centros educativos de la región se hayan salido del programa de bilingüismo.

En representación del PSOE, la diputada Diana López ha augurado que el curso que acaba de comenzar tendrá el mismo «éxito» que alcanzó el anterior, que pese a esta marcado de lleno por la pandemia del COVID-19, ésta no llegó a confinar ni al uno por ciento de las aulas de la región, gracias al acierto de las medidas higiénico sanitarias puestas en marcha.

LOS DOCENTES EVALÚAN EL COSTE EMOCIONAL DEL COVID

En su turno de replica, el viceconsejero no se ha pronunciado sobre la posibilidad de sondear el efecto que el COVID-19 ha tenido en la salud mental de alumnos y docentes, que ha reclamado Ciudadanos, y pese a admitir el «coste emocional» de la pandemia, ha asegurado que los profesores, por medio de las tutorías, están pendientes de estas cuestiones.

En cuanto al cuestionamiento que la formación naranja hace de la reducción de la distancia de seguridad en las aulas, ha recordado que esta cuestión ha sido aprobada entre las comunidades autónomas y el Ministerio, al tiempo que ha señalado que la situación epidemiológica permite esta situación, avisando de que podría variar en función del nivel de contagios que presente cada municipio de la región.

También ha salido al paso de las críticas de la diputada de Ciudadanos al programa PROA+, explicando que se trata de una estrategia definida por parte del Ministerio del ramo para atender situaciones identificadas dentro de los centros educativos que presentan más dificultades. Ha añadido que, de forma anticipada a esta acción, el Ejecutivo regional puso en marca un plan de éxito educativo que llega al alumnado más vulnerable.

Dicho esto, el viceconsejero de Educación se ha referido a la FP y, entre otras cuestiones, ha defendido que el Ejecutivo ha ofrecido suficientes plazas, pues de las 50.557 ofertadas solo se han pedido 43.948.

De otro lado, y ante la crítica del diputado del PP sobre el cierre de escuelas rurales, el número ‘dos’ de Educación ha replicado que los centros que se han cerrado, como el de Chumillas, ha sido por decisión de la única familia con menores en edad escolar en la localidad, que prefirió matricularse en otro centro.

«El Gobierno regional mantiene las escuelas abiertas incluso con menos de cuatro alumnos si las familias así lo quieren», ha aseverado Pastor, que ha recordado que la ley contra la despoblación aprobada en la región recoge esta cuestión y que, a diferencia de la etapa en la que gobernó el PP, «no se va a obligar a nadie a matricularse en un centro que no desee».

En materia de ratios, ha destacado que hasta en el peor año de pandemia, el Ejecutivo regional ha sido capaz de reducirlas en los niveles que quedaba de la Educación Secundaria. Ha recordado que de 28 en Infantil se ha pasado a 25; que en Primaria se ha reducido de 30 a 25; de 35 a 30 en Secundaria y en Bachillerato se ha acortado de 40 a 35.

En cuanto al bilingüismo, ha explicado que esos 90 centros que en la región han dejado de serlo de forma paulatina, pues se partía de un modelo por el que «cualquier propuesta se catalogaba como bilingüe». Ha apostillado que con la nueva catalogación que se hizo 2017 se marcaron unos porcentajes de mínimos con respecto a la segunda lengua extranjera, de tal modo que los centros que no han podido llegar a ese mínimo han abandonado de forma progresiva, pero nunca cortando el programa de un día para otro.

El viceconsejero de Educación ha concluido respondiendo al diputado del PP que los docentes cuyas materias tienen una carga lectiva muy pequeña ven «amortigüadas» sus jornadas incompletas con otras opciones que les ofrece el Plan de Éxito Educativo. «En todo caso, la aceptación de la jornada parcial es voluntaria y está regulada por ley con otras opciones de compatibilidad», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here