El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado que el juicio contra el Procés está sirviendo para «legitimar al Estado y al Tribunal Supremo», si bien ha señalado que «quedará pendiente una reflexión a futuro». «No sé si tiene que volver a ser delito convocar un referéndum».

«A mi juicio es evidente que quienes convocaron referéndum sabían que era ilegal, que lo hacían de forma provocadora. A partir de ahí, cuando se hace algo a sabiendas de que es ilegal ya hay una conclusión evidente», ha señalado.

En todo caso, toda vez que acabe el juicio, «quedará pendiente la reflexión de objetivar a futuro todas tipo de posibilidades».

 

RECHAZA LA POSIBILIDAD DE INDULTOS Y LA FIGURA DEL RELATOR

Preguntado por su postura ante hipotéticos indultos a los encausados, el titular del Ejecutivo castellano-manchego ha dicho que el concepto más apropiado si se diera el caso sería el de «amnistía política», algo que supondría «un error de bulto».

En su opinión, hablar de esta posibilidad en pleno juicio «es un insulto más que un indulto». Además, si llegara el caso, un indulto «significaría que da igual lo que hagan, que al final siempre se van a escapar». «Y no me parece oportuno», ha insistido.

Al respecto de recuperar conversaciones bilaterales con Cataluña con la figura del relator en el caso de que Pedro Sánchez revalide el Gobierno, García-Page ha avisado de que «si alguien está pensando en ello», se encontrará con su oposición.

«Me parece un error de bulto e inútil. Con la soberanía no se puede negociar, ni aunque el Gobierno de España tuviera mayoría absoluta. Es un elemento central. La independencia como tal no tiene solución», ha zanjado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here