Noticias: pedro

Sombras por todas partes (1), por Pedro Muñoz Plaza

Hoy, por fin, ha puesto un pié en la calle. Después de treinta y cinco días, ha abierto la puerta y se ha puesto a caminar. No va a ninguna parte, solo camina

Esperando a 2014, por Pedro Muñoz Plaza

Hace dos años, la nochevieja de 2011, publiqué una entrada en este mi/vuestro blog en la que me despedía del año que acabábamos: "Adiós 2011" se llamó aquél post

Reflexiones de un culo a un sofá pegado, por Pedro Muñoz Plaza

Directores generales, secretarios o ex secretarios de estado (o de otros menesteres), ministros, diputados, redactores jefe, consejeros delegados, periodistas afines y críticos, políticos de todos los colores y cargos, sesudos tertulianos...

Todo cabía en sus bolsillos, por Pedro Muñoz Plaza

En otro tiempo, cuando era más joven, se arreglaba sin nada; todo cabía en los bolsillos de sus pantalones, incluso sus manos.

Reproches, reproches, reproches, por Pedro Muñoz Plaza

Todos nos aferramos a las esperanzas que nos dan, oímos lo que queremos oír

Dos abriles de taxi, por Pedro Muñoz Plaza

Han sido dos años intensos, de lucha, de sinsabores y alegrías, de aprendizaje lleno de entusiasmo y de frustración por las cosas que no han sido como esperábamos. Pero sobre todo han sido dos años apasionantes

Poderoso caballero es don Dinero, por Pedro Muñoz Plaza

Le da la risa nerviosa cada vez que le hablan de los chinos, de la globalización, de que tenemos que cambiar el chip si queremos ser alguien en un mundo cada vez más competitivo, más globalizado. Una risa extraña, en la que se le tuerce el gesto y un tic le sube al ojo izquierdo

Poderoso caballero es don Dinero, por Pedro Muñoz Plaza

Le da la risa nerviosa cada vez que le hablan de los chinos, de la globalización, de que tenemos que cambiar el chip si queremos ser alguien en un mundo cada vez más competitivo, más globalizado. Una risa extraña, en la que se le tuerce el gesto y un tic le sube al ojo izquierdo

Poderoso caballero es don Dinero, por Pedro Muñoz Plaza

Le da la risa nerviosa cada vez que le hablan de los chinos, de la globalización, de que tenemos que cambiar el chip si queremos ser alguien en un mundo cada vez más competitivo, más globalizado. Una risa extraña, en la que se le tuerce el gesto y un tic le sube al ojo izquierdo

Poderoso caballero es don Dinero, por Pedro Muñoz Plaza

Le da la risa nerviosa cada vez que le hablan de los chinos, de la globalización, de que tenemos que cambiar el chip si queremos ser alguien en un mundo cada vez más competitivo, más globalizado. Una risa extraña, en la que se le tuerce el gesto y un tic le sube al ojo izquierdo