En Castilla-La Mancha se produjeron un total de 276 ejecuciones hipotecarias sobre fincas en el tercer trimestre del año, de las que 141 fueron viviendas, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además de las 141 viviendas, se ejecutaron 42 fincas rústicas, 21 solares y 72 fincas calificadas como otras urbanas. Además, de las 141 viviendas ejecutadas, 111 pertenecían a personas físicas y 30 a jurídicas, mientras que 12 eran viviendas nuevas y 129 usadas.



A nivel nacional, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas se situó en 4.756 en el tercer trimestre, cifra un 63,7% superior a la del trimestre anterior, pero un 17,2% por debajo de la del mismo periodo de 2019.

De todas las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas del tercer trimestre, 2.305 se produjeron sobre viviendas de personas físicas, el doble que en el trimestre anterior y un 70,7% más que en igual trimestre de 2019.



Dentro de las 2.305 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas, 1.804 corresponden a ejecuciones sobre vivienda habitual, un 105,6% más que en el segundo trimestre y un 82,2% más que en el tercer trimestre del año pasado. Otras 501 ejecuciones se realizaron sobre viviendas que no son residencia habitual de los propietarios. Éstas aumentaron un 90,7% en el trimestre y un 39,1% en tasa interanual.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 2.451 en el tercer trimestre, con un avance trimestral del 38,9% y un descenso interanual del 44,2%.



El Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo estableció, en su artículo 7, medidas extraordinarias conducentes a procurar la moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual.

Asimismo, el artículo 8, dispone el ámbito de aplicación de dicha moratoria, estableciendo que se aplicará cuando concurran en el deudor todos los requisitos establecidos en el artículo 16 del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, para entender que está dentro de los supuestos de vulnerabilidad económica.



El INE recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician terminan con el lanzamiento de sus propietarios y que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

En total, el número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad en el tercer trimestre de 2020 fue de 8.648, lo que supone un 56,3% más que el trimestre anterior, pero un 29,3% menos que en el mismo trimestre de 2019.



De todas ellas, 8.230 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 128 a fincas rústicas. Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas subieron un 52,2% en relación al trimestre anterior y bajaron un 29,6% respecto al tercer trimestre de 2019.

Dentro de las fincas urbanas, 4.756 ejecuciones correspondieron a viviendas, 300 a solares y 3.174 a otras fincas urbanas como locales, garajes, oficinas, naves y trasteros.

Además, en el tercer trimestre se registraron 418 ejecuciones hipotecarias sobre fincas rústicas, cifra que multiplica por más de tres la del trimestre anterior, aunque supone un 24% menos en tasa interanual.

EJECUCIONES HIPOTECARIAS SOBRE VIVIENDAS NUEVAS Y USADAS

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 55% del total de ejecuciones hipotecarias en el tercer trimestre de este año.

El 17,9% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas eran sobre viviendas nuevas y el 82,1% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 38,7% en tasa anual, pero aumentó un 59,6% en el trimestre. El de usadas, por su parte, registró un retroceso anual del 10,3% pero un avance trimestral del 64,6%.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas suponen el 36,7% del total de ejecuciones, con un incremento trimestral del 34,9% y una caída interanual del 40,8%.

Según los datos del INE, el 22,4% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el tercer trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 13% a hipotecas constituidas en 2008 y el 10,5% a hipotecas de 2006. El periodo 2005-2008 concentró el 53,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el tercer trimestre.

Por comunidades autónomas, Comunidad Valenciana lideró entre julio y septiembre las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas (1.052), seguida de Andalucía (931) y Cataluña (842), mientras que el menor número se dio en Navarra (11), País Vasco (18) y La Rioja (32).



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre