Si a Francisco Martínez Ramírez, le hubiera dado por escribir en el periódico de Tomelloso, que fundó en el año 1903, como se imaginaba su pueblo en nuestros días, hace 119 años de aquello, probablemente, no habría acertado nada, ni se imaginaría lo que estamos viviendo en los últimos años.

Seguro que, en sus pensamientos, no estaría una pandemia tan grave a nivel mundial. Ni en sueños pensaría que, podría haber escasez de productos básicos como aceites, harinas y el papel higiénico. Claramente, se volvería loco al ver el precio que pagamos por la luz y los combustibles ¡y quién no! Y en modo local pensaría que, Tomelloso tiene estación de tren, pero no, en 2022, seguimos sin ferrocarril, ese por el que él, tanto lucho, y consiguió traer a la ciudad en 1914.

Y de lo que no me cabe duda, que no le entraría en su cabeza, es que, todavía, a día de hoy, no hayamos aprendido a convivir dentro de nuestras diferencias, y que existan territorios ocupados y en guerras, como esta última en Ucrania, en la que un auténtico loco, desde un bunker de la fría Siberia, nos tiene en vilo al mundo entero.




DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí