El joven Hugo Abad Frías del instituto Airén de Tomelloso se ha convertido en el estudiante con la nota más alta de la prueba de acceso a la universidad de toda la provincia. El joven saco un 9,9 en la prueba obligatoria, que después, en la fase voluntaria convirtió en un 13,75.

Hugo, que tiene intención de hacer un doble grado de Estudios Internacionales y Ciencias Políticas, con estas «notazas» consigue asegurar su entrada.



Y el de Hugo no es un caso aislado ya que el Instituto Airén ha tenido unas calificaciones por encima de la nota media de Ciudad Real y Castilla-La Mancha, superándola en más de medio punto.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre